Jueves, 11 de enero de 2007
Registro Hemeroteca

en

EDICIÓN IMPRESA

Valencia
Los regantes afirman no entender cómo el agua del Ebro se le da sólo a Cataluña
El Gobierno impulsa la desalinizadora de Sagunto, mientras retrasa la de Torrevieja
El Gobierno impulsa la desalinizadora de Sagunto, mientras retrasa la de Torrevieja
“Nadie puede entender cómo el agua del Ebro, que es de todos los españoles, se le da sólo a Cataluña y se niega a la Comunitat”. Con esta contundencia se pronunció ayer el presidente de la Federación de Regantes de la Comunitat Valenciana, José Pascual Gil, al conocer la adjudicación de las obras para trasvasar 340 hectómetros cúbicos desde un afluente del Ebro a Lérida.

Para el presidente de los regantes es “un agravio a los valencianos que se le dé el agua del Ebro a Lérida y que se nos derogue el trasvase”.

Igual de rotundo se mostró el conseller de Infraestructuras, José Ramón García Antón, criticó al Gobierno de Zapatero de tener “dos varas de medir, una para Cataluña y otra para lo que se refiere al sur de Cataluña”.

García Antón aseguró que este trasvase “estaba previsto también en el Plan Hidrológico, pero la única obra que se ha derogado ha sido el trasvase a la Comunitat Valenciana, Murcia y Almería”. Por ello, acusó al Gobierno de “discriminar a la Comunitat”, y explicó que si se hubieran mantenido las obras del trasvase del Ebro, en 2008 “ya veríamos el final al problema del agua”.

Nueva desalinizadora
El Ayuntamiento de Sagunto, gobernado por el PSPV, y Acuamed firman hoy el convenio para la financiación y explotación de una desalinizadora que costará unos 27 millones de euros. Esta es la única instalación de estas características que tendrá la provincia de Valencia y la última que fue incluida en el Programa Agua (en abril de 2006).

Mientras, el proyecto de la desalinizadora de Torrevieja sigue paralizado pese a haber firmado un convenio similar al de hoy con el Ayuntamiento de este municipio hace más de un año sin que aún se conozca el proyecto, según fuentes municipales.

También es llamativo que Medio Ambiente haya elegido Sagunto, que cuenta con una potabilizadora, para ubicar esta desalinizadora, ya que la Conselleria de Infraestructuras ha invertido 14,3 millones en canalizaciones e instalaciones durante los últimos años para garantizar el abastecimiento de este municipio y de las localidades del interior, por lo que esta infraestructura podría haber sido más necesaria en otro lugar de la Comunitat.

Aunque el hecho de que Sagunto esté gobernado por el PSPV puede haber facilitado la elección, ya que muy pocos municipios aceptan una desalinizadora por el fuerte impacto medioambiental que comporta.

 
Vocento

Contactar | Mapa web | Aviso legal | Política de privacidad | Publicidad

Canales RSS