El molino árabe del Carmen es el primer elemento aislado que se protegerá por su valor patrimonial

Este resto histórico se ubicará en medio de una plaza para ser visitado

C. F. VALENCIA

El concejal de Urbanismo, Jorge Bellver, aseguró ayer que el Ayuntamiento recuperará y catalogará los restos arqueológicos del molino islámico encontrado en las catas arqueológicas realizadas en la calle Salvador Giner, en el barrio del Carmen. “Es la primera vez que recuperamos un único elemento y lo hacemos a petición de la Conselleria de Cultura”, afirmó el concejal.

El estudio de detalle aprobado para recuperar este molino permitirá crear un espacio libre de uso público de más de 1.100 metros cuadrados que se sitúan alrededor de las ruinas del molino islámico y en una plaza interior. En este plan también se contempla la construcción de 15 viviendas y la ubicación de un local comercial.

Junto a este proyecto, el concejal de Urbanismo aseguró que el primer trimestre de este año estará concluida la expropiación de los terrenos e inmuebles necesarios para la conversión en zona verde, tal y como contempla el Plan General de Ordenación Urbana, de una parcela situada en las calles Toneleros, Vidal de Blanes, Pez y Méndez Núñez.

Esta expropiación conlleva cinco realojos que se están negociando y que permitirán demoler las viviendas que ocupan esta zona verde.