Santos en las puertas de la muralla

Todos los portales y torres, las más monumentales y las menos, tenían retablos o tallas de la Virgen, de santos y ángeles, bajo cuya protección se ponía a la ciudad de Valencia

F. HERRERO
La ciudad de Valencia, con sus murallas y sus torres, a los pies de la Virgen de los Desamparados, en un grabrado del 1800./
La ciudad de Valencia, con sus murallas y sus torres, a los pies de la Virgen de los Desamparados, en un grabrado del 1800.

Cuando se hizo, en 1356, el último ensanche de las murallas que rodeaban Valencia, la ciudad contaba con una docena de puertas más o menos monumentales, que, según su magnificencia, eran conocidas como “portals grans” y “portals xics”. Entre los primeros estaban los desaparecidos Portal de San Vicente y Puerta del Mar, derribados con toda la muralla en la segunda mitad del siglo XIX, y las Torres de Quart y de Serranos, que han permanecido, afortunadamente, hasta nuestros días, porque cuando se procedió a la demolición de la muralla cumplían funciones de cárceles de la ciudad.

Todos, los más monumentales y los menos, estaban bajo la invocación protectora del santoral y muy especialmente de la Virgen, que en retablo, talla o inscripción rogatoria, y en varias advocaciones, figuró, en un momento u otro, en todas las puertas de Valencia. Asimismo, los dos San Vicentes que comparten el patronazgo, figuraron también, como era de rigor, y, curioso, pero no extraño, el Santo Ángel Custodio –su nombre lo explica–, que es la imagen más repetida, después de la Virgen, en las puertas de la muralla de Valencia.

El Portal de Valldigna

Con todo, resulta que no era un portal de la muralla, sino una puerta en el interior de la ciudad la que estaba encomendada a un mayor número de invocaciones santas. El Portal de Valldigna, retazo de la Valencia medieval, que quedó como la arcada que conocemos, cuando se le quitó la puerta allá hacia el 1400. Una relación manuscrita, en 1805, por Miguel Mendoza –y que recoge Vicente Vidal Corella en una crónica publicada en LAS PROVINCIAS– describe que en aquel entonces había retablos “sobre el Portal de Valldigna, de Nuestra Señora del Buen Sueño, la Encarnación, San Miguel y San Cristóbal. A la otra cara del portal, la Santa Faz del Señor, y a los lados, en dos óvalos, la Virgen y San Juan Evangelista”. Juan-Luis Corbín, cita, además, que en 1539, los vecinos edificaron una capilla a la Virgen sobre el portal.

“Portals grans”

Uno de los “portals grans” que tuvo desde un principio sobre su puerta la imagen del Angel Custodio, fueron las Torres de Quart, que contaron también con otros dos retablos, uno de Nuestra Señora del Socorro y otro de San Pedro Pascual. Reseñemos que en la construcción del Portal de Quart intervino Pere Compte, autor, como se sabe, de la Lonja, y que abandonó la obra de esa puerta para construir el que se llamó Portal Nou, muy similar –dice Corbín– a las Torres de Quart.

Algunos historiadores colocan entre los “portals grans” a este, el último que se construyó, y de ahí su nombre, aunque también se le conocía por el de San José y como Portal de la Santa Creu porque en una de sus torres de hallaba un retablo dedicado a la Santa Cruz. Pere Compte labró una imagen de la Virgen para esta puerta. En el puente que encaraba el portal, junto a él, había dos estatuas, una de Santo Tomás de Villanueva y otra de San Luis Bertrán.

Según los libros de “Sotsobrería de Murs e Valls”, también hubo retablos en las Torres de Serranos, y consta que, en 1416, se pagaron al pintor Antonio Pérez doscientos veinticinco sueldos y seis dineros “per illuminar y pintar hun oratori” para el portal . En 1475, al igual que en las puertas de Quart, del Mar y de San Vicente, se instaló una imagen del Santo Ángel Custodio. Después se colocó también una imagen de la Virgen. No está de más recordar que las Torres de Serranos, obra de Pere Balaguer, que también intervino en la construcción del Micalet, es uno de los mejores ejemplos del gótico militar en Europa.

En lo que actualmente es la plaza de San Agustín estaba situado otro “portal gran”, el de San Vicente, con su Santo Ángel Custodio y una “imat- ge de la Sacratíssima Verge María”, a cuyo retablo se le añadió un altar. Desde 1577 hubo una imagen de un San Vicente Ferrer vigilante y tutelar coronando la puerta, a la que en 1681 se unió otra de San Vicente Mártir.

Finalmente, la Puerta del Mar, donde había instalados varios retablos. En 1429 ya consta uno de la Virgen. En 1475 se coloca otro del Santo Ángel Custodio. Y a los lados de la puerta, en su entrada, dos, dedicados a San Miguel y a San Jorge.

“Portals xics”

Entre estos está el que era el más antiguo de Valencia –los historiadores lo sitúan en el mismo rumbo que uno romano y también otro musulmán–. Tras la Conquista, lo conocemos como Puerta de la Trinidad. Y allí, de muy antiguo, debió haber un retablo de la Virgen, pues en 1335, los jurados de la ciudad acordaron obras de reparación de un retablo “obrat de fusta de Nostra Sancta María”, colocándole además un tejadillo.

De la mano de Vidal y Corbín, recorremos otros “portal xics”, como el de la Puerta del Real, respecto a la que se tiene noticia de que en 1457 se puso, “a la part de fora”, un retablo de la Virgen María, que desapareció al construirse allí una nueva puerta, en 1598, con motivo de la boda de Felipe III con Margarita de Austria en la catedral de Valencia.

Seguimos por el llamado Portal del Jueus o Juheus, es decir la puerta de los judíos, que, efectivamente, se encontraba en el límite del barrio judío. En este portal había el correspondiente retablo de la Virgen, pintado en 1439. Siguiendo el lienzo de la muralla se hallaba el Portal de Russafa, donde se cita una imagen de la Virgen, pintada en 1483. En 1786 el portal fue reconstruido por el marqués de San Joaquín. Y está también el Portal de Torrent, donde desde 1435 hubo un pequeño retablo con diversos santos; el “dels Tints” o de la Corona, que tuvo también su retablo desde 1429, pero del que no consta autor ni devoción, y el del “Coixo” o de “les Setse claus”, donde había otro retablo –de desconocida invocación– desde 1380.

Fotos

Vídeos