A los pies de la Virgen

La Basílica expone un belén compuesto por 50 figuras de santos y personajes valencianos realizados por Pedro Arrúe

M. ANDRÉS FERREIRA VALENCIA
Parte del belén expuesto desde ayer en la Basílica de la Virgen./
Parte del belén expuesto desde ayer en la Basílica de la Virgen.

El camarín de la Virgen de los Desamparados muestra desde ayer un curioso belén compuesto por 50 figuras, realizadas en terracota, madera y tejidos, de santos y personajes valencianos de todas las épocas del cristianismo vinculados con Valencia.

El conjunto artístico, de inspiración napolitana, realizado por el joven artesano Pedro Arrúe, se puede visitar todos los días, en horario de culto, hasta el próximo día 6 de enero de 2007.

Este singular belén se centra en el Misterio del Nacimiento de Cristo y, más concretamente en la recreación del pasaje de la Adoración de los Reyes Magos de Oriente.

“Desde que visité la colección de belenes de Carlos III en el Palacio Real de Madrid, siendo muy pequeño, me propuse que haría algo parecido. A través de muchos años de trabajo he conseguido tener este belén que tiene como curiosidad la inclusión de santos y personajes valencianos”, señaló Pedro Arrúe, tras el acto de inauguración que tuvo lugar ayer con asistencia de la Escolanía de la Virgen de los Desamparados y el vice rector de la Basílica, Mariano Trenco.

Los personajes valencianos

La singularidad de esta obra radica en que también aparecen las figuras de santos y personajes de todas las épocas del cristianismo como San Francisco de Asís, San Mauro, San Juan de Ribera, San Vicente Mártir, San Vicente Ferrer, Santa Agueda, Santa Lucía, Santa Teresa de Jesús, la madre Teresa de Calcuta y el papa Juan XXIII.

Asimismo, el nacimiento muestra las figuras del Padre Juan Gilabert Jofré, que protege a un indigente, y a Santa Teresa de Jesús Jornet, fundadora de las Hermanitas de los Ancianos Desamparados.

Continuando una costumbre del artista este año introduce una nuevo personaje, en esta ocasión es el Beato Gaspar Bono.

El artista Pedro Arrúe también dota al belén de un tono popular con un rebaño de ovejas, así como huertanos vestidos a la antigua usanza cargados con frutos de la huerta para ofrecer la Niño Jesús recién nacido.

Cada uno de los personajes viste ropajes diferentes con arreglo a sus respectivas épocas. “Las figuras tienen cerca de 30 centímetros de altura, la cara y las manos son de terracota cocida, pintada y luego vestidos con telas de sedas y bordados que yo mismo confecciono”, añade el artista.

Contemplar la obra, sin prisas, es observar el detalle y, sobre todo, el conocimiento artístico de la figura y los diversos estilos de indumentaria. El conjunto belenistico se expuso por primera vez en 1999 en la iglesia del Patriarca. En el año 2003 fue requerido por el Museo Salzillo de Murcia siendo expuesto frente al belén del famoso escultor del siglo XVIII.

Fotos

Vídeos