El TSJ da vía libre a la alta tensión en la Safor tras afirmar que el trazado es legal

El fallo se suma a otras 33 sentencias favorables al tendido y asegura que la infraestructura es de utilidad pública

M. CASINOS GANDIA
Unas torres del alta tensión en el tramo del trazado que pasa por el término municipal de Simat de la Valldigna./
Unas torres del alta tensión en el tramo del trazado que pasa por el término municipal de Simat de la Valldigna.

El Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana ha escrito un nuevo capítulo de los más de 15 años de demandas, recursos y sentencias en la historia de la alta tensión en la comarca de la Safor y colindantes.

El órgano judicial ha ratificado que la línea de alta tensión que desarrolla la empresa Iberdrola entre los municipios de Villanueva de Castellón y Gandia es legal y por tanto, puede acabar de ejecutarse sin problemas.

De esta manera, la sentencia del TSJ anula el último recurso planteado por el Ayuntamiento de Barxeta contra la autorización administrativa del tendido eléctrico correspondiente al primer tramo del trazado, y que en un primer momento aceptó el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo de Valencia.

Así, el texto judicial unifica la doctrina en relación a la legalidad de la tramitación administrativa de la infraestructura eléctrica, que la sentencia declara “de utilidad pública”.

La compañía hidroeléctrica considera que ya está más que probada la validez del trazado, porque con esta última sentencia son ya 34 los pronunciamientos emitido por organismos judiciales sobre el conjunto de los diferentes tramos de los que consta la línea de alta tensión.

21 de ellas corresponden a la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana y las otras 13 a otros juzgados de dicho orden jurisdiccional.

En todos esos pronunciamientos, el dictamen ha sido favorable a la construcción de la línea Gandia-Villanueva de Castellón, pese a las reiteradas oposiciones de vecinos de todos los municipios afectados.

Proyecto válido

“La sentencia pone de manifiesto que el proyecto y la ejecución de la instalación, esencial para garantizar el suministro de energía eléctrica a los Valldigna y a toda la comarca de la Safor, es completamente válido y ajustado a la normativa vigente”, aseguraron ayer fuentes de la compañía Iberdrola.

Sin embargo, es difícil que este sea el desenlace de la historia de la línea de alta tensión, que ha enfrentado a varios municipios de la Costera y la Safor con Iberdrola durante años, ya que todavía cabe interponer un nuevo recurso ante el Tribunal Supremo.

El TSJ no ha sido el único organismo en pronunciarse acerca de la legalidad de la línea de alta tensión. El pasado mes de octubre, el Defensor del Pueblo ya rechazó las quejas presentadas por las plataformas, colectivos y partidos políticos que integran el movimiento contra el trazado.

El adjunto en el cargo, Manuel Ángel Aguilar, aseguró que la Dirección General de Energía estaba actuando dentro de los límites de la legalidad. Incluso afirmaba que la administración autonómica estaba siguiendo más trámites de los estrictamente requeridos por la normativa legal.

Así pues, esta nueva sentencia viene a ratificar las tesis de la compañía hidroeléctrica, que en todo momento ha defendido la seguridad de la línea, a diferencia de los argumentos de las diferentes plataformas que siempre han alertado de los riesgos para la salud que entrañaba el hecho de que el tendido pase cerca del núcleo de población.

Últimas protestas

Precisamente la última acción de protesta de las diferentes plataformas contra la alta tensión, que tuvo lugar en el municipio de Manuel a finales del mes de noviembre, se centró en esta idea.

Bajo el lema , cientos de personas procedentes de Simat, Barxeta o Rafelguaraf denunciaron que la contaminación electromagnética que genera este tipo de línea “puede afectar a la salud”.

No es la única protesta pública que se ha hecho sobre le tema. Tavernes ha acogida varias concentraciones, siempre bajo el lema .

Asimismo, esta agrupaciones sostienen que el tendido acarreará consecuencias negativas no sólo para las personas, sino “también para las aves y demás fauna que habita en el lugar, con la destrucción de corredores ecológicos o incluso el riesgo de ocasionar incendios forestales”.

Las plataformas no se rinden. Siguen reclamando la paralización del plan y que se busquen alternativas “menos dañinas para el medio ambiente” que las torres de alta tensión.

Por su parte, Iberdrola siempre ha señalado la necesidad de la infraestructura eléctrica para poder suministrar energía a la zona, donde cada vez el número de habitantes es mayor.

lasafor@lasprovincias.es

Fotos

Vídeos