Cuentas al milímetro para poder sacarse el jornal

CIUDAD

Juan Safont, que es presidente de la cooperativa Cocalni de La Plana y de Anecoop, la gran cooperativa de cooperativas, que comercializa más de medio millón de toneladas de cítricos, frutas y hortalizas, sorprendió ayer al indicar que, según las cuentas que han hecho, con los precios mínimos de venta acordados con los comerciantes, si se respetan, todavía queda algo de margen para el agricultor. Es decir, que, deducidos los diversos gastos de recolección y comercialización, Anecoop aspira a que lleguen a los productores unas liquidaciones que compensen su parte de costes de cultivo, para volver a invertir en ello otro año. ¿Y qué gana entonces el productor? Safont asegura que ‘‘a quienes se hacen todos los trabajos de cultivo aún les saldrá el jornal’’.