Eurogas encarga el diseño de un depósito submarino de gas en la costa de Vinaròs

El alcalde de la localidad asegura que no autorizará la canalización terrestre

REDACCIÓN CASTELLÓN

El proyecto Castor empieza a tomar forma. La firma canadiense Eurogas Corporation ha puesto en marcha una nueva fase del proyecto que convertirá una bolsa de petróleo submarina abandonada en un depósito de gas. El antiguo yacimiento petrolífero de Amposta, frente al Delta del Ebro, y a 21 kilómetros de la costa castellonense puede acoger en 2010 más de 1,3 billones de metros cúbicos de gas natural.

Tras las autorizaciones del Ministerio de Medio Ambiente, la compañía multinacional de exploración de petróleo y gas con sede en Calgary emprendió los estudios técnicos que consideraba fundamentales antes de iniciar los trabajos de diseño de la estructura de almacenamiento del gran depósito. Con el cumplimiento de esta fase del programa técnico terminado hace algunas semanas ha emprendido la nueva etapa con el encargo de la ingeniería.

El grupo ACS ha sido el adjudicatario del contrato para el diseño y la ingeniería inicial del almacén submarino que va a construir Eurogas, según informaba en su edición de ayer el diario Cinco Días. Según el rotativo económico, el grupo constructor que preside Florentino Pérez ha logrado el contrato de unos dos millones de euros para estos trabajos encargados por Eurogas, compañía controlada por Dundee Corporation y propietaria de un 73% del proyecto Castor.

El alcalde de Vinaròs, el independiente Javier Balada, aseguró ayer haberse enterado “por la prensa” de la adjudicación del diseño del depósito submarino frente a la costa de la localidad.

Se da la circunstancia de que, aunque estará ubicado a 21 kilómetros del litoral, está previsto construir su canalización hasta la costa a través del término municipal de la localidad del Baix Maestrat. Balada se mostró “sorprendido” por el anuncio de la adjudicación y aseguró que para la canalización terrestre “lo tienen difícil porque no tienen ningún permiso municipal”.

A principios de año, el Ayuntamiento recibió el anteproyecto de Eurogas para crear el depósito submarino de gas en la costa de Vinaròs y tanto el alcalde como el equipo de gobierno mostraron su total disconformidad y rechazaron su aprobación. Ante esta situación, el primer edil no entiende por qué la multinacional canadiense sigue adelante con el proyecto.

Balada aseguró ayer que necesitan una licencia de actividad para poder instalar las canalizaciones en Vinaròs, y aseguró que el Ayuntamiento no se la va a dar. El alcalde bromeó al añadir: “Tendrán que pasar los tubos por arriba, porque si no, lo tienen difícil”.

Balada también comentó que una alternativa para el proyecto “sería desviar las canalizaciones por Sant Carles de la Ràpita (Tarragona)”, aunque aseguró desconocer las intenciones de la multinacional.

El Ministerio de Medio Ambiente dio su autorización en noviembre de 2004 para una perforación submarina que permitiese confirmar la viabilidad del proyecto de utilizar la cavidad submarina dejada por el petróleo para almacenar gas.

El sondeo se realizó en enero de 2005. Una plataforma semisumergible frente a la costa de Vinaròs, en el antiguo campo de Amposta, perforó hasta 1.700 metros de profundidad.

Los estudios posteriores le permitieron calcular a Escal UGS, filial de Eurogas, que se podrían acumular en el subsuelo del lecho marino la cantidad suficiente de gas como para abastecer la demanda nacional en caso de emergencia durante 40 días consecutivos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos