El consumo de aceite de oliva cae un 6% por su coste

La demanda del girasol aumenta un 4,8%

COLPISA MADRID

El consumo de aceite de oliva cayó un 6% entre enero y septiembre debido a los altos precios que ha soportado durante gran parte del año, tras haber alcanzado cifras récord en su cotización que superaron los 4,5 euros por litro para el consumidor final. Los más fieles compradores de esta especie de ‘oro líquido’ son las familias, sobre todo aquellas con hijos pequeños y los formados por jubilados, dos de los colectivos que más deben cuidar su alimentación.

En estas cifras, publicadas ayer por el Ministerio, no parecen reflejarse las bajadas moderadas de precios que se han registrado en el sector aceitero. A ello también ha contribuido que en los nueve primeros meses del año, en contraste con el descenso en el uso de aceite de oliva, haya crecido un 4,8% la demanda del de girasol, cada vez con más aceptación en hostelería y restauración.

Los profesionales del campo consideran que la industria envasadora tiene margen de sobra para rebajar más los precios pero . Las empresas, sin embargo, matizan ese margen y explican que sólo podrán bajar precios en la medida que vayan saliendo al mercado las partidas compradas este otoño a un precio inferior que los meses anteriores.