Un anciano de 88 años con alzhéimer mata a su mujer enferma “por compasión” en Segorbe

Los vecinos aseguran que la víctima había pedido varias veces a su esposo que le quitara la vida

CHELO TORREJÓNCOLPISA
Una patrulla de la Guardia Civil realizó ayer las correspondientes investigaciones en la vivienda de los ancianos./
Una patrulla de la Guardia Civil realizó ayer las correspondientes investigaciones en la vivienda de los ancianos.

La desesperación por la grave enfermedad que sufría su esposa y que la obligaba a permanecer en cama fue el motivo por el que ayer un vecino de Segorbe de 88 años decidió acabar con la vida de su mujer, de 82. El cuerpo sin vida de la anciana fue hallado horas después de la muerte por su propia hija que acudió a prepararles el desayuno sobre las diez de la mañana.

Tras alertar a los medios sanitarios, la Guardia Civil detuvo al anciano, Francisco L. M., como el presunto autor del homicidio de su esposa, Concepción Gurrea, ambos naturales de Navajas. Según explicaron fuentes del cuerpo armado, el anciano asestó varias cuchilladas a su esposa. Los vecinos aseguran que la víctima ya le había pedido varias veces que le quitara la vida.

Tras prestar declaración ante la Guardia Civil, confesó que había matado a su mujer “por compasión”, debido a la enfermedad degenerativa que padecía la víctima.

Postrada en la cama

De esta forma, la muerte de Concepción se suma a la larga lista de mujeres muertas por sus maridos, aunque en este caso parece más bien que el homicidio tenga más relación con la compasión que con la violencia de género. La anciana padecía desde hace años una dolorosa enfermedad que durante los últimos meses le había obligado a permanecer postrada en la cama, lugar donde ayer fue encontrada muerta.

El supuesto homicida, según fuentes de la Guardia Civil de Castellón, intentó suicidarse posteriormente y resultó herido de carácter leve. Fuentes municipales indicaron que la mujer llevaba varias horas muerta, por lo que los servicios médicos sólo pudieron certificar el fallecimiento. Las heridas del anciano eran recientes.

El detenido está aquejado de alzhéimer y de una enfermedad que le impide caminar con normalidad. Por esta razón, “hace más de medio año que no pisaba la calle”, según los vecinos. El matrimonio, al que no se le conocían disputas ni desavenencias familiares, vivía en la primera planta de un edificio de la calle Doctor Velázquez, donde el cadáver de la anciana fue hallado a primera hora de la mañana por su hija.

Cuidados por su hija

La pareja de ancianos era atendida y cuidada por su hija, que habitualmente reside en el piso de enfrente. El juez procedió al levantamiento del cadáver sobre las diez de la mañana y fue trasladado al Instituto de Medicina Legal de Castellón para practicarle la autopsia.

La Guardia Civil tomó ayer declaración a Francisco, que pasará hoy a disposición judicial. Por el momento ha quedado bajo la tutela de su familia, ya que el juez que se encarga del caso entiende que no existe riesgo de fuga por parte del autor del homicidio.

Fotos

Vídeos