Sendas del agua del Marquesat

Esta ruta de gran recorrido da a conocer los términos municipales de Llombai, Catadau y Alfarp y su rico patrimonio medioambiental e hídrico

ANTONI GALDÓN ALZIRA
En primer término, la población de Catadau y al fondo, el monte conocido como Matamón./
En primer término, la población de Catadau y al fondo, el monte conocido como Matamón.

El Marquesat es una subcomarca que se ubica dentro de la Ribera del Júcar compuesta por tres pequeños municipios: Llombai, Catadau y Alfarp.

Llombai, antigua capital del Marquesado, tiene una extensión de 55 kilómetros y una población de más de 2.000 habitantes. Destaca por su interés histórico y artístico vinculado con los Borja. La iglesia de la Santa Cruz y el convento de los Dominicos constituyen una de las muestras más relevantes del último gótico rural valenciano.

En su término hay numerosos parajes naturales de gran valor medioambiental como los que se ciernen en torno a la ermita de Sant Antoni y constituyen un hermoso mirador al Marquesat o los que se ubican en las proximidades de la torre de Aledua y ofrecen una espléndida visión del río Magro.

Catadau se presenta como una población cercana a los 2.500 habitantes y de relieve plano en las márgenes de río y más escarpado hacia el interior.

Entre los parajes naturales se encuentra la Fonxeta, un espacio rodeado de pinada adaptado como espacio de ocio. Entre su patrimonio histórico artístico se encuentra la iglesia de San Pedro, el Castillo y en la zona conocida como Matamón las ruinas de la ermita de Santa Bárbara.

Por su parte, Alfarp alterna las fértiles tierras junto al río con un terreno más montañoso, alternando las zonas llanas con pequeñas elevaciones que apenas superan los 200 metros de altitud.

Mención especial merece la fuente de la Mola, también conocida como de Almaguer, por sus propiedades contra las afecciones hepáticas y renales. Otros paisajes de interés medioambiental son la montaña de la Costa o Ascopalls y el barranco de la Falaguera, paraje de extraordinaria riqueza botánica y paisajística que cuenta además con pinturas rupestres pertenecientes al arte levantino declaradas por la Unesco como Patrimonio de la Humanidad.

Esta amplia ruta contempla dos grandes sectores de visita, el primero definido como sector interior y el otro como sector fluvial. Cada uno cuenta con sus respectivos paisajes y elementos típicos del patrimonio hidráulico, como fuentes, pozos, abrevaderos o norias, partidores, azudes y molinos.

La ruta se compone de ocho tramos que engloban un total de 28’8 kilómetros y un tiempo estimado a pie de siete horas y media.

El primer tramo parte de Llombai, del conocido partidor del Banyador. Desde allí se aleja de la población para internarse por campos, caminos y paisajes espléndidos de la Ribera del Júcar. Es un recorrido de 2,7 kilómetros que acaba en el Pouet y Abeurador de les Fontanelles y tiene hitos tan interesantes en su camino como la Iglesia de la Santa Cruz y la Font de la Morera.

El tramo 2 contempla vistas magníficas de Sogrony y el Collado Salvador. Corre seis kilómetros hasta llegar al Abeurador de la Gallineta. El tramo número 3, de cuatro kilómetros, lleva hasta el conocido Abeurador de Baladre por un terreno que corre por el barranco de la Fontgela y lleva a conocer la Font de Sant Isidro y La Fontgela.

El cuarto entra en Catadau y Alfarp para conocer sus patrimonios históricos-artísticos y dar a conocer al excursionista numerosas acequias y regadíos tradicionales.

Ya el tramo 5 empieza en la noria y balsa de l’Estufa, proporciona vistas del río Magro, pasa por la Font del Zurdo y concluye, tras 2,2 kilómetros, en el partidor de las acequias de Alginet y Carlet.

El sexto, de 4,4 kilómetros, lleva a conocer diferentes hitos del patrimonio hídrico del Marquesat como la noria del Bollo, la vista del azud Nou de Carlet, la acequia d’Alèdua, el Molí de les Penyes, los regadíos tradicionales de l’Escondella y Molí o el lavadero d’Alèdua que es donde finalmente el tramo. En el tramo 7 destaca la torre d’Alèdua, el azud de Llombai, la vista de l’Estret y el acueducto de l’Arquet. El tramo 8 viene a acabar de nuevo en la población de Llombai y muestra los regadíos históricos de Cabanyes y el partidor de Banyador.

Fotos

Vídeos