La última y desconocida obra de Martín i Soler aparece en una biblioteca de Suecia

El musicólogo Doménech Part rescata el manuscrito de ‘Detenga el vuelo rápido’

RAFA MARÍVALENCIA
Nueva edición de las óperas de Martín i Soler, compositor valenciano del XVIII, presentadas este mes en Valencia./
Nueva edición de las óperas de Martín i Soler, compositor valenciano del XVIII, presentadas este mes en Valencia.

El musicólogo valenciano José Doménech Part, biógrafo de José Iturbi y Lucrecia Bori, viajó recientemente a Estocolmo (Suecia) para ver una ópera en el Teatro de la Corte Drottingholms.

Llevado de su intuición, basada en esta ocasión en su profundo conocimiento de la historia musical, Domenech Part –paciente investigador desde hace décadas en las bibliotecas y archivos de Estados Unidos, Italia y Austria sobre la vida y obra de Vicente Martín i Soler– empezó a buscar en los centros librescos de la capital sueca.

Doménech Part acabó encontrando un tesoro: el manuscrito original de la última obra escrita “por nuestro paisano, el más grande compositor español del siglo XVIII que ostentaba el título de Primer Maestro de Capilla de S.M. El Emperador de todas las Rusias”, comenta el tenaz musicólogo.

Texto en castellano

“Se trata de una canción para voz con acompañamiento de piano y texto en castellano, fechada en San Petersburgo en 1805, ciudad donde vivió durante casi 10 años”, cuenta Doménech Part. “Martín i Soler, autor de producción fundamentalmente lírica, escribió varias colecciones de canciones, duos y cánones”, afirma el experto.

La pieza encontrada en las bibliotecas de Estocolmo se titula La obra “rebosa una profunda melancolía de un Martín en plena decadencia artística, al no contar con el apoyo de sus valedores, ya que la moda había cambiado”, explica Doménech Part.

“Se había sustituído la opera por las nuevas corrientes líricas provedentes de Francia. Martín i Soler murió practicamente en la pobreza, no en la indigencia pero sí sufriendo muchas carencias, dedicado a la enseñanza en los últimos años de su vida”, asegura el investigador.

Después de haberlo sido todo en la corte de Catalina de Rusia, el compositor valenciano pasó grandes apuros en su vejez. Ese ha sido el destino de muchos creadores, recordados hoy día, habitualmente, cómo si siempre hubiesen vivido en el mejor de los mundos, sin conflictos políticos, económicos o sociales. Van Gogh, Modigliani o Edgar Allan Poe sufrieron enormes penurias durante todo su vida. Oscar Wilde o el valenciano Martín i Soler, en la última etapa de sus trayectorias.

Valor del hallazgo

El valor del hallazgo de Doménech Part radica en que no estaba registrado en los diferentes catálogos de obras de Martín i Soler, por lo que no fue nada facil llegar hasta él. Como siempre pasa en estos casos, el tesón y la intuición dieron buenos resultados.

rmari@lasprovincias.es