“Los vascos aprecian más el frontón que los valencianos la pelota”

El jugador de La Pobla de Vallbona está cuajando una de sus mejores temporadas, lo que le ha valido como pasaporte para regresar al Bancaixa tras cuatro temporadas

SERGI PITARCH VALENCIA
Héctor Coll Sebastián ‘Colau’ en el trinquete de Pelayo de Valencia./
Héctor Coll Sebastián ‘Colau’ en el trinquete de Pelayo de Valencia.

En los últimos tiempos ha dado un salto de calidad en tu juego. ¿Significa esto que ha alcanzado la madurez?

–La verdad es que me encuentro muy bien. Sobre todo desde que me prepara Toni Astorgano, que me ha marcado una disciplina y me ha ayudado a crecer como jugador.

–Tras cuatro años regresa al Bancaixa por méritos propios. ¿Qué significa para un jugador joven entrar en este prestigioso trofeo?

–Jugar el Trofeu Bancaixa es lo máximo. Es la Champions League de la pelota, ya no sólo ganarlo, sólo con participar ya significa que te encuentras entre los 20 mejores jugadores.

–Parece que ha habido un poco de polémica con la salida de Pedro del Bancaixa.

–Pedro ha sido desde hace cinco años un fijo en el Bancaixa. Esta temporada a lo mejor no ha estado tan fino. De todas formas fueron sus amigos los que colgaron la pancarta en Pelayo. Le habrá sabido mal pero como buen deportista que es lo habrá encajado bien. Es una lástima.

–Jugó en la escuela de fútbol del Atlético Vallbonense, además tenía una buena zurda. ¿Qué le hizo decantarse por la pelota?

–Fue mi padre. A los 14 años me aconsejó que o una cosa o la otra. Pero yo la pelota siempre la he llevado dentro. Vivía junto al trinquete y cuando mi padre jugaba lo veía. Poco a poco me fue gustando más y como vi que tampoco lo hacía mal, seguí hacia adelante.

–Los jugadores de pelota siempre han tenido un poco fama de golfos. ¿Es eso cierto?

–Esa fama viene de hace 30 o 40 años. Los jugadores se desplazaban en tren de un pueblo a otro y a lo mejor se pasaban tres o cuatro días por ahí. Y lo que pasa... Hoy en día somos como un chaval joven, salimos por ahí, pero nada anormal.

–¿La profesionalización de la pelota con la instauración de Val Net cree que ha sido beneficiosa?

–Sin duda. En todos los aspectos. Tenemos seguridad social, no te tienes que buscar las partidas y además no ocurre como antes donde todo el dinero que ganábamos era en negro. Tu obligación es entrenarte y jugar bien.

¿Se puede vivir de la pelota?

–Se puede vivir bastante bien mientras juegas. Si las lesiones te respetan puedes llegar hasta los 35 años pero luego hasta los 65 queda mucho. No es como los tenistas y los futbolistas que se retiran.

–¿Cómo ve el futuro?

–Se están haciendo muchas cosas pero sin la colaboración de los medios de comunicación el futuro está un poco complicado. También echo en falta la iniciativa privada. En el País Vasco han entrado patrocinadores muy fuertes. Ellos aprecian más su frontón que nosotros la pelota.

–Juegan tres, cuatro y hasta cinco partidas a la semana. Los jugadores de fútbol dicen que con dos partidos a la semana están sobrecargados. ¿No están un poco mimados?

–No es que estén mimados. Lo que pasa es que nosotros nos pasamos. Ahora ha bajado la media pero hace un par de años jugábamos hasta cinco partidas a la semana. No podías ni levantar el brazo.

–¿Puede perjudicar al espectáculo?

–La verdad es que sí. Al mes puedes jugar hasta 20 partidas y te saturas. No somos máquinas y puede repercutir en el espectáculo pero también en nosotros.

–¿Cuándo se dio cuenta que podía ser profesional?

–Uno cuando practica un deporte aspira a lo máximo aunque está claro que llegar en el fútbol es más difícil. Me di cuenta hace cuatro años cuando me daban partidas más buenas. Aun así no puedes descuidarte porque un día estás arriba y otro te hunden.

–El público del trinquete tiene un perfil determinado. ¿Te gustaría ver más mujeres en las gradas?

–Es bonito ver gente joven y mujeres. Yo creo que no van porque te pueden pegar una pilotada y por las apuestas que muchas veces rompen el espectáculo e incluso nos llega a perjudicar. Deberían enfocarlo de otra manera.

–Tiene un hermano que está empezando ahora su carrera como jugador. ¿Para cuando la reedición de los hermanos Sarasol?

–En principio supongo que tardaremos unos años. Tiene buenas maneras y espero jugar con él como pareja. Sería un orgullo.

Fotos

Vídeos