Valencia rememora su Palacio Real

Casi medio millar de personas se han acercado a visitar los planos del conjunto arquitectónico derribado en 1810 que han permanecido en París hasta que fueron descubiertos por un historiador valenciano

C. FERNÁNDEZC. NOGUERA
Grabado de las antiguas vistas de San Pío V y el Palacio Real./
Grabado de las antiguas vistas de San Pío V y el Palacio Real.

Cientos de personas han acudido desde el jueves a visitar la exposición de los valiosos planos del Palacio Real de Valencia, en el Palacio de Cervelló. Tras varias negociaciones entre el Ayuntamiento valenciano y el Archivo Nacional de París, el tesoro cartográfico por fin se muestra en su ciudad de origen.

La particularidad de estos documentos, nunca expuestos en Valencia hasta ahora, radica en los detalles que desvelan cómo era el interior del Palacio Real, antiguamente ubicado en los jardines de viveros y derribado en 1810. Los ocho planos expuestos en Valencia muestran, además, detalles de la fachada y reproducen la distribución de las diferentes plantas del edificio.

El derribo de esta joya arquitectónica del pasado valenciano fue producto de una decisión de estrategia militar de la época, ante la amenaza que suponía la llegada del ejército francés durante la guerra de la independencia española.

A excepción de algunos grabados, la desaparición del palacio fue tristemente acompañada de una importante ausencia de referencias gráficas de su fachada y su interior. Todos estos hechos contribuyeron a hundir el palacio en el olvido durante 200 años. Pero, como en el mejor de los cuentos y gracias a la indispensable labor de Josep Vicent Boira, el artífice del descubrimiento, la memoria del palacio ha despertado recientemente de su profundo sueño.

La historia de este viaje a través del tiempo se remonta a principios del siglo XIX cuando el ingeniero militar Manuel Cavallero creó los planos. A esta fecha le siguió una época negra, con el derribo del palacio y la ocupación francesa capitaneada por el mariscal Louis-Gabriel Suchet. Éste último fue el responsable del traslado de los planos a París, tras la retirada del ejército francés, y su posterior inclusión en una extensa colección de mapas y cartografía, donde han permanecido hasta la fecha.

Han tenido que transcurrir cerca de 200 años para que el geógrafo Josep Vicent Boira comenzase una investigación que le llevó a la colección Suchet de París. Sorprendido por el hallazgo, Boira medió para que el Ayuntamiento de Valencia negociase el regreso de los planos a su lugar de origen.

La intención del Ayuntamiento es adquirir los planos para que se conviertan en patrimonio de la ciudad y puedan estar permanentemente expuestos. María José Alcón, concejala de Cultura, explicó recientemente a LAS PROVINCIAS que se está negociando con París para una posible compra de los planos. Otra de las posibilidades que se barajan es una cesión temporal de los mismos para varios años.

municipal@lasprovincias.es

Fotos

Vídeos