Domingo, 5 de noviembre de 2006
Registro Hemeroteca

en

EDICIÓN IMPRESA

Valencia
Incautación forzosa, transformación obligada y censura previa
LAS PROVINCIAS, el diario decano de Valencia, tuvo que esperar varios años para poder dar a sus lectores la noticia del traslado del Gobierno a Valencia y todas las demás de la guerra civil. Porque de toda la historia del periódico, los años del conflicto armado configuran el período más largo de interrupción de la cita diaria con nuestros lectores en los quioscos.

El día 25 de julio de 1936, en un clima de enorme confusión revolucionaria, comenzó a imprimirse, en los talleres de LAS PROVINCIAS, “un papel titulado UGT-CNT que era órgano del Comité Unificado de ambas sindicales, entre las que, por cierto, no había más unidad que la coincidencia en los apetitos” 2. El 21 de agosto, esta publicación fue sustituida por el diario Fragua Social , órgano de la CNT, que siguió editándose en nuestras instalaciones durante toda la Guerra Civil, hasta los últimos días de la revolución.

La libertad de expresión, según estudios recientemente publicados, existió verdaderamente en tramos muy cortos de la II República Española. Gran parte del período republicano está salpicado de declaraciones de estado de Guerra que respondían a hechos revolucionarios como los de Asturias o la proclamación del Estat Català, en los que se implantaba la censura militar de prensa.

Todos los diarios valencianos sufrieron algún tipo de agresión o transformación cuando se inició la guerra. Incluso los republicanos, como El Pueblo o El Mercantil Valenciano . Los diarios conservadores, como La Voz Valenciana o Diario de Valencia , fueron también incautados para cambiar radicalmente sus contenidos. Pero solo LAS PROVINCIAS dejó de editarse como tal.

Para la historia íntima y el recuerdo queda un sinnúmero de sufrimientos, persecuciones y huidas que afectó a la familia propietaria, a la familia del director y en general a todo el personal de la casa.

El nieto del fundador del periódico, Teodoro Llorente Monleón, redactor en plantilla, apareció asesinado en el curso de uno de tantos episodios turbios y dolorosos. Su padre, Teodoro Llorente Falcó, el director, nunca se repondría de ese duro golpe.

 
Vocento

Contactar | Mapa web | Aviso legal | Política de privacidad | Publicidad