Viernes, 3 de noviembre de 2006
Registro Hemeroteca

en

EDICIÓN IMPRESA

COMPROMISO POR NUESTRO PATRIMONIO
La Politécnica restaurará las pinturas de los Santos Juanes con un innovador gel
La técnica, similar al calco, es la primera vez que se utiliza en la reparación de murales degradados
El Instituto Universitario de Restauración de la Universidad Politécnica usará un gel único en el mundo para restaurar las pinturas de la iglesia de Los Santos Juanes de Valencia. La técnica es muy semejante al calco de imágenes y es la primera vez que se utiliza en la reparación de murales previamente degradados.
A grandes problemas, soluciones fáciles. La Universitat Politécnica de Valencia usará un gel único en el mundo para restaurar las pinturas de la bóveda de la iglesia de los Santos Juanes de Valencia. La técnica es sencilla, mediante una fotografía realizada a las pinturas se fabrica una imagen a escala y se calca sobre los frescos pintando sólo donde la pintura está degradada.

Los frescos de la bóveda de medio cañón de la iglesia de los Santos Juanes están destruidos en casi un 60% de su totalidad a causa de un incendio en 1936. Según José Luis Regidor, miembro del Instituto Universitario de Restauración de la Universidad Politécnica, las pinturas murales “sufrieron una gran degradación a causa del fuego y además en 70 años no ha habido ninguna intervención” lo que según los expertos ha causado el mayor trabajo en los dos años que duran los trabajos de recuperación.

Esta nueva técnica está patentada por la empresa Papelgel pero la Politécnica está ayudando a su desarrollo. Para conocer el estado original (anterior al incendio) se ha necesitado una fotografía de 1936 realizada por J. Alcón. Esta instantánea es fundamental para el posterior trabajo que consiste en tres fases.

La primera tiene como finalidad la rectificación, enderezado y puesta en escala de la fotografía en blanco y negro de la bóveda de la iglesia. El segundo paso consiste en la reconstrucción cromática de la instantánea de Alcón, es decir, dotar a la imagen de color para que permita convivir sin estridencias los fragmentos originales de los reconstruidos.

En la tercera fase, la más importante, entra en juego el papelgel y la técnica de “calcomanía”.

Esta iniciativa consiste en realizar una réplica de las pinturas de la bóveda a tamaño real. En ese momento, la película de papelgel se superpone sobre la pared de cal y arena (soporte de los frescos) y se le inyecta la pintura gota a gota. Es importante que el color utilizado tenga una gran pigmentación para que su conservación sea más duradera.

Una vez inyectada la pintura en las zonas degradas, el mural queda completo y los restauradores se han evitado “falsear” los trazos de la obra original ya que la pintura se incorpora tal y como su autor la materializó.

La importancia de la aplicación del papelgel en la iglesia de los Santos Juanes es grande puesto que es la primera vez que este material gomoso se utiliza para restaurar una pintura mural degradada. Antes, el papelgel sólo había sido utilizado para la réplica de murales góticos de dos iglesias de Los Pirineos. En esta ocasión, se fotografiaron los murales originales que se encuentran en el Museo Nacional de Arte de Cataluña y se realizó la fotografía al tamaño de las bóvedas. En ese momento, lo único que hubo que hacer es “calcar” la instantánea a la bóveda de la iglesia a la que previamente se le ha hecho un soporte de cal y arena.

Este método tan sencillo no va ha poder ser utilizado en la bóveda de los Santos Juanes porque todavía quedaba un 40% de la pintura original.

spitarch@lasprovincias.es

 
Vocento

Contactar | Mapa web | Aviso legal | Política de privacidad | Publicidad