Martes, 24 de octubre de 2006
Registro Hemeroteca

en

EDICIÓN IMPRESA

el mirador
Carnavales y amapolas de Monteagudo
Los carnavales, todos los carnavales, representados con unas emblemáticas escenas parisinas. Philippe Monteagudo, pintor francés rebosante de color, vitalidad rebedlía e imaginación, retrata también en su exposición valenciana ( Sala Gabernia , calle Isabel la Católica) el carnaval de la vida en preciosas imágenes cotidianas: máscaras que no lo parecen, las que son como una segunda piel, la fiesta callejera, gente de burdel, los desfiles, los pacíficos ritos dominicales, el paseo por los bulevares....

De París a La Mancha. Carnavales, pero también amapolas, trigales y olivares de las llanuras castellanas. Monteagudo muestra una sensibilidad muy personal para el paisaje. Crea su propio universo, con evocaciones virginales.

En el catálogo de la exposición se recuerdan unos dulces poemas de Juan Ramón Jiménez : “ ¡Amapola, sangre de la tierra;/ amapola, herida de sol,/ boca de la primavera azul;/ amapola de mi corazón! ”.

El crítico de arte Juan Carlos Villacorta dejó escritas unas palabras muy bonitas y certereas sobre Monteagudo: “Es un pintor compañero de viaje de la masa; un hermano subversivo de las soledades colectivas, violento y generoso, irónico y lírico, inspirada y sarcástico, que pinta con la leche de la ternura humana y la tinta del humor negro en la que también Goya mojara sus pinceles”.

Buena frase: “pintar con la leche de la ternura humana”. Una exposición para ver con ojos intuitivos y antiacadémicos.

Vincenzo Consolo
La Universitat de Valencia inauguró ayer y continuará hoy en el Aula Magna unas jornadas internacionales sobre la obra del escritor italiano Vincenzo Consolo , que asiste al encuentro. La iniciativa se titula Vicenzo Consolo: punto de unión entre Sicilia y España. Los treinta años de ‘Il sorriso dell’ignoto marinaio , la obra que lanzó a la fama a su autor y que ha sido traducido al castellano por Esther Benítez .

Las jornadas, dirigidas por la profesora y traductora Irene Romera Pintor (tradujo al castellano Lunaria , uno de los libros más conocidos de Consolo), comenzaron con la intervención del vicerrector de Cultura de la Universitat de València, Rafael Gil , y de varios especialistas en la obra del autor italiano.

 
Vocento

Contactar | Mapa web | Aviso legal | Política de privacidad | Publicidad