Sábado, 21 de octubre de 2006
Registro Hemeroteca

en

EDICIÓN IMPRESA

NUESTRAS FIESTAS
El coste de las fallas se duplica en seis años y alcanza los 9,7 millones de euros
El Ayuntamiento abonará este año una subvención de 2,3 millones para los monumentos
Las fallas han duplicado en los últimos seis años los presupuestos dedicados a los monumentos. De acuerdo con las cifras aprobadas por la Junta, se ha pasado de 4,7 millones de euros en 2002 a 9,7 millones de euros en este ejercicio. La evolución es ascendente, sobre todo, con la aparición de Nou Campanar en 2004.
La Junta Central Fallera ofreció el pasado jueves la clasificación de las Fallas 2007, de acuerdo con las declaraciones presupuestarias indicadas por las propias comisiones, en las que se observa un incremento notorio respecto al pasado año en 964.232,06 euros. En cifras totales se ha pasado en los últimos seis años, contando el actual, de 4,7 millones de euros a 9,7 millones de euros, entre fallas mayores e infantiles.

Este aumento no sorprende puesto que todos los años, desde las Fallas de 2002, existe un aumento de los presupuestos al contar con una subvención municipal del 25 %, promovida por el primer teniente de alcalde Alfonso Grau, cuando ocupaba la concejalía de Fiestas.

Este 25 % de ayuda municipal consiguió que la tradicional mentira, asumida y consentida por la propia Junta Central Fallera a la hora de declarar los presupuestos de las fallas para realizar la clasificación iniciase su desaparición.

Fue todo un acierto, aunque en ocasiones ese incremento no se contempla en la calle como mejora del monumento fallero. Algunas comisiones continúan ejerciendo la picaresca, pero con mayor discreción. Cuando reciben la subvención la destinan a otras actividades.

La subvención municipal ha sido la gallina de los huevos de oro para algunas comisiones, que desde siempre declaran la verdad, y para otras una tentación que puede revertir en contra de las mismas llegado el momento de una investigación.

El gráfico que se adjunta nos conduce por el camino ascendente de los presupuestos desde el año 2002 hasta 2007. En líneas generales se contempla que un porcentaje muy elevado del presupuesto total que informa la Junta Central fallera lo asumen las comisiones de la sección Especial.

Sin embargo, esos alto presupuesto también nos dicen que la fiesta goza de buena salud, aunque haya comisiones que lo pasen muy mal para cumplir con el pago mensual al artista.

La evolución de los costes tiene una inflexión importante en el año 2004 con la aparición de la comisión de Nou Campanar que irrumpe con un altísimo presupuesto para su falla titulada “Qui espera, desespera”, obra del artesano Pedro Santaeulalia, con la que inicia un reinado de primeros premios hasta ahora imbatido.

Este año vuelve a ser la falla con mayor presupuesto: 649.093 euros para la mayor, y 120.000 euros para la infantil.

De la clasificación para 2007 existen costes sorpresivos, cuando no imposibles, como el coste declarado de 25 fallas infantiles de la sección 16, con una horquilla de 250 a 963 euros, así como en la sección 7.ª A de mayores con un baremo que comprende a 23 fallas entre 700 y 3.600 euros. Según los artistas, los materiales valen mucho más.

 
Vocento

Contactar | Mapa web | Aviso legal | Política de privacidad | Publicidad