Los letrados de Justicia valencianos anuncian movilizaciones si no se suben sus salarios

Los letrados de Justicia valencianos anuncian movilizaciones si no se suben sus salarios

El presidente del Colegio, Rafael Lara, denuncia que los fondos adicionales comprometidos únicamente se han aplicado al cuerpo de jueces y fiscales

EFE

El Colegio Nacional de Letrados de la Administración de Justicia (LAJ) ha denunciado públicamente la «discriminación retributiva» que a su juicio sufren estos profesionales respecto a jueces y fiscales y anuncian «medidas que no serían deseables» en caso de que no se atienda un incremento salarial que, según señalan, estaba pactado con el anterior Ejecutivo.

En un encuentro con periodistas, el presidente del Colegio, Rafael Lara, ha asegurado que ya había cerrado la aplicación de una subida salarial con el anterior equipo ministerial y que corresponde al actual ejecutarla, si bien ha denunciado que los fondos adicionales comprometidos únicamente se han aplicado al cuerpo de jueces y fiscales.

En este sentido, el Colegio de Letrados de la Administración de Justicia ha advertido al Ministerio de Justicia de que «si no cumple con sus obligaciones en materia de retribuciones se tomarán las medidas oportunas, con acciones que no serían deseables, porque no vamos a permitir que se nos siga ninguneando».

«Hasta el momento, el cuerpo de LAJ sólo ha percibido, como el resto de funcionarios, la parte fija de la subida salarial», lo cual supone, a juicio de Lara, «una nueva discriminación para nuestro colectivo, que ha visto cómo los compromisos quedan sólo en palabras».

Según ha detallado Lara, los LAJ de tercera categoría, los recién ingresados en la carrera, perciben un salario de 1.500 euros mensuales, «el 60 % de lo que puede percibir un juez o un fiscal con la misma experiencia».

Todo ello pese a que, según las estimaciones del Colegio de Letrados de la Administración de Justicia, cada uno de estos profesionales (alrededor de 4.400 en toda España) genera unos ingresos de 120.000 euros anuales para la Hacienda Pública.

Por otra parte, Rafael Lara ha subrayado el hecho de que los LAJ «cuentan con nuevas y más relevantes funciones desde la reforma de 2003, lo cual les hace acreedores de esa partida variable de la subida salarial general, y así se planteó al Ministerio».

«En al menos dos reuniones pedimos que los destinatarios del incremento salarial fuesen los compañeros de tercera categoría, cuyo salario apenas ronda los 1.500 euros mensuales», ha insistido Lara.

Según el presidente de este colegio profesional, en el País Vasco o Cataluña se da la circunstancia de que los gestores (subordinados de los LAJ) cobran más que los Letrados de la Administración de Justicia, porque su gestión y retribución está transferida a las comunidades autónomas.

«Algo similar llega a suceder también con el cuerpo de forenses, ya que no están sujetos al régimen de incompatibilidades de los letrados, las mismas que tiene un juez, y pueden ejercer otras labores por cuenta propia», ha concluido Rafael Lara.