La infidelidad femenina, el último tabú