Valencianos solidarios con República Dominicana

Grupo de jóvenes que viaja a República Dominicana. / avan
Grupo de jóvenes que viaja a República Dominicana. / avan

Los jóvenes dedicarán agosto a colaborar con misioneros en actividades, catequesis y acompañamiento familiar | La experiencia, organizada por la delegación de Misiones del Arzobispado, cuenta con la participación de 40 voluntarios

NURIA VALLADOLID

Cinco jóvenes valencianos partieron ayer hacia República Dominicana, donde, hasta el 28 de agosto, ayudarán a misioneros en diferentes labores y actividades educativas, en una experiencia organizada por la delegación de Misiones del Arzobispado.

Los jóvenes, provenientes de diferentes parroquias y movimientos de la diócesis de Valencia, acompañarán a misioneros, en dos colegios distintos, en tareas de educación y catequesis, así como en actividades de acompañamiento a estudiantes, familias y profesorado. Los primeros días, los voluntarios colaborarán en la parroquia de Nuestra Señora de los Remedios, de la diócesis de San Juan de la Maguana, situada en Azua.

Estos cinco jóvenes valencianos son parte de los 40 que, después de recibir la preparación y formación pertinentes, dedicarán los meses de julio y agosto a viajar a países como Perú, Ecuador, Honduras, Mozambique o Cuba.

En Honduras se encuentran ya dos jóvenes valencianas, que han dedicado el mes de julio a colaborar con las Hermanas del Sagrado Corazón. A ellas se sumarán, este mes, cuatro voluntarios más, para prestar ayuda a desfavorecidos y afectados por la pobreza, en una colonia que se formó después del paso del huracán Mitch en 1998.

En Mozambique hay, desde hace una semana, un grupo de cuatro jóvenes, a los que aún quedan por unirse cuatro más, y cuya misión es ayudar en un comedor donde desayunan y comen más de 250 niños, además de en una guardería a la que acuden 100 niños, y en tres «casas da criança» que acogen a niños y adolescentes de la calle.

Por su parte y entre otros voluntarios, a Perú viajarán siete jóvenes que ofrecerán ayuda a niños de barrios pobres, en el colegio Santo Tomás de Valencia.