El vecino al que le derribaron el chalé deja la huelga de hambre tras sufrir problemas de salud

L. R. B.XÀBIA

El promotor de Xàbia, Antonio Serrano, se vio obligado el domingo por la noche a poner fin a la huelga de hambre que mantenía desde el martes. Según indicó Serrano, la debilidad de cinco días de comer más una insolación le originaron problemas de salud que aconsejaron su traslado al hospital. Después de ser atendido por una bajada de tensión, el vecino decidió dejar su protesta.

No obstante, el promotor, al que le derribaron en el mes de enero su vivienda por carecer de licencia, anunció ayer que tiene previsto «seguir por otras vías» su lucha contra las injusticias municipales en materia urbanística.

Y es que, en los días que ha durado su protesta, Serrano ha recabado numerosos testimonios de otros vecinos que consideran haber sufrido las consecuencias de decisiones arbitrarias o injustas por parte del Ayuntamiento de Xàbia.

Fotos

Vídeos