La tumba de Martín y Soler, en peligro

El ayuntamiento de San Petersburgo planea una reforma en el camposanto y amenaza con arrojar los restos del músico valenciano a una fosa común

MIKEL LABASTIDAVALENCIA
CEMENTERIO EN PELIGRO. El camposanto ubicado junto al monasterio de San Alejandro Nevski sufrirá una remodelación. / LP/
CEMENTERIO EN PELIGRO. El camposanto ubicado junto al monasterio de San Alejandro Nevski sufrirá una remodelación. / LP

Nacido en Valencia en 1754, el compositor Vicente Martín i Soler se convirtió en uno de los músicos más importantes de todo el mundo. Pasó por Madrid, Nápoles, Viena y San Petersburgo e ideó algunas de las mejores piezas de la historia de la ópera, como 'Una cosa rara' o 'El árbol de Diana'. Fue admirado por sus coetáneos, algunos tan relevantes como Mozart, al que, según los expertos, superó en su época.

Falleció en la antigua capital rusa. Su tumba se halla junto al monasterio de San Alejandro Nevski, al lado de la de autores como Tchaikovsky o Glinka. En su lápida del cementerio de Wassili-Ostrof se puede leer la siguiente inscripción: «Admirado en las principales ciudades y cortes de Europa, por su talento como por sus bellas y nobles cualidades morales».

Ahora los restos del compositor corren peligro, debido a un proyecto urbanístico que planea el Ayuntamiento de San Petersburgo sobre el cementerio. Varios músicos valencianos afincados en la ciudad rusa se han puesto en contacto con la Conselleria de Cultura para alertar del estado de deterioro de la tumba del autor valenciano y los planes que se ciernen sobre el camposanto.

Según han indicado estos músicos, a través de varios escritos dirigidos a la Dirección de Patrimonio, el plan del consistorio ruso es remodelar el cementerio y trasladar los restos de Martín i Soler a una fosa común, algo que ha hecho saltar las alarmas entre los técnicos de Cultura, que pretenden impedirlo.

Inventario de obras

Tal y como señaló ayer LAS PROVINCIAS la Conselleria de Cultura trabaja desde hace cuatro años en un catálogo que recoge todas las piezas del patrimonio valenciano que son custodiadas por instituciones fuera de la Comunitat. La principal función de dicho inventario es tener controlado el estado de estas obras para que se mantengan en las mejores condiciones posibles. No se descarta en un futuro cuando se termine el inventario, algo que puede retrasarse aún varios años, reclamar que algunas de las piezas regresen a la Comunitat, pero el objetivo principal es estar al tanto de que se conservan correctamente.

Gracias a este mecanismo es cómo se ha detectado el peligro que corre la tumba de Martín i Soler, cuyo valor se basa, además de en el interés histórico del autor valenciano, en la arquitectura funeraria propia del siglo XIX presente en el camposanto.

Técnicos de Cultura avanzaban ayer que se han puesto en contacto con la embajada española en Rusia para solicitar información sobre la reforma que sufrirá el cementerio y el modo en que afectará a las tumbas allí presentes. Además la advertencia también se ha elevado al Ministerio de Cultura para que intente mediar.

La Conselleria de Cultura podría solicitar, en el caso de que la decisión final sea trasladar los restos de Martín i Soler a una fosa común, la expatriación de estos a España para conservarlos en un lugar destacado.

Desde la Conselleria de Cultura se advertía ayer de que los trámites en este tipo de procesos son lentos y que será difícil garantizar que se obtenga un resultado final. Lo primordial por el momento es verificar las informaciones ofrecidas por los profesionales de San Petersburgo y que el Ayuntamiento de la ciudad detalle el plan urbanístico.

El caso de Renau

Los técnicos recordaban ayer el caso del legado alemán de Josep Renau. En esa ocasión la amenaza se cernió sobre un gran mural diseñado por el artista valenciano en la ciudad de Erfurt, capital de Turingia, a principios de los años ochenta. Se ubicaba en un antiguo y deteriorado centro cultural cerrado durante años.

En aquel momento Cultura solicitó a las autoridades municipales que hiciesen valer la protección patrimonial concedida al mural.

Martín i Soler es uno de los autores más reconocidos en la Comunitat, donde tanto el Palau de les Arts como el de la Música le han prestado especial atención y han programado algunas de sus óperas más populares.