Alinghi cede ahora y propone celebrar la Copa América en Valencia en febrero

El equipo suizo cambia de sede para intentar zanjar la disputa entre los dos competidores

C. FERNÁNDEZVALENCIA
VOLANDO. Alinghi navega rozando el agua. /EFE/
VOLANDO. Alinghi navega rozando el agua. /EFE

Valencia, Ras el Jaima, Australia y de vuelta a Valencia en vela. No se trata de la trotamundos Volvo Ocean Race, es la maltrecha 33 edición de la Copa América que no consigue entrar en razón.

Alinghi dio una vuelta más de tuerca y plantó ayer regresar a la sede originaria y celebrar la próxima edición en Valencia y en el mes de febrero. «Seguimos pensando que Australia sería la mejor sede para celebrar la Copa, pero cedemos y proponemos Valencia si eso supone zanjar de una vez por todas esta situación», afirmaba ayer Paco Latorre, portavoz del equipo Alinghi.

El viernes los suizos proponían celebrar la competición en la costa este de Australia alegando que las condiciones meteorológicas no eran las mejores en Valencia en los meses de invierno. Su acérrimo enemigo, Oracle, anunciaba que Valencia era la mejor opción y el viento en febrero era óptimo para poder competir.

Con esta propuesta se presentaron el viernes ante el Tribunal de la Corte Suprema de Nueva York. La jueza Shirley Kornreich pedía a ambos equipos que se reunieran durante este fin de semana, se sentaran y llegaran a un acuerdo y en cuanto lo tuvieran se lo transmitieran.

La jueza les comentó que ayer lunes acudieran a una nueva vista aportando conclusiones, pero nuevamente los dos magnates del mar, con un ego mayor que su cuenta corriente, no llegaban a un entendimiento. Por tanto, ayer no hubo ningún acuerdo y la vista no se celebró.

Oracle, por su parte, no quiso entrar en valorar la oferta del equipo Alinghi y aseguró que continuaban negociando y a pesar de que las conversaciones habían sido cordiales no eran concluyentes.

Uno de los problemas añadidos es la rotura del mástil del barco americano. Los técnicos deben repararlo y por tanto celebrar la competición en febrero podría ser muy precipitado al no llegar a tiempo. Estrategias jurídicas en una Copa que parece que navega la deriva.