Un joven apuñala con unas tijeras a su amigo porque no quería continuar una juerga

REDACCIÓNALZIRA

La negativa de un hombre a continuar con una fiesta provocó un enfrentamiento que a punto estuvo de acabar con su vida después de ser apuñalado con unas tijeras. Todo comenzó en la madrugada del miércoles al jueves en Algemesí.

Dos vecinos, amigos desde la infancia, comenzaron una celebración con diferentes sustancias, según señalaron fuentes cercanas al caso, que acabó en una discusión.

La misma fue subiendo poco a poco de tono y provocó que uno de los amigos, de 30 años de edad, apuñalara al otro con unas tijeras cuando eran cerca de las cuatro de la madrugada del jueves.

Un vecino de la ciudad, hermano del presunto agresor, fue quien llamó a la Policía Local para informar de lo ocurrido. Los agentes se personaron en el domicilio del agredido y comprobaron que éste tenía varias heridas causadas por un arma blanca tanto en el hombro como en la espalda.

Así, el médico de guardia, tras ser recogido por los agentes, comprobó que las heridas no eran muy graves, por lo que no tuvo que ser ingresado en el Hospital Universitario de la Ribera, en Alzira.

Los agentes intervinieron unas tijeras de color gris que, según todos los indicios, fueron el objeto que usó para perpetrar la agresión.

Después de localizar al presunto autor de los hechos, éste no dejaba de repetir que «tenía que haberlo matado, tengo que rematarlo».

Tras la detención, el presunto agresor ya ha pasado a disposición judicial aunque está en libertad a la espera de que se celebre el juicio en Alzira por un presunto delito de lesiones. La vista se prevé que se desarrolle durante la próxima semana.

Otro caso similar

El pasado 25 de septiembre, la Policía Nacional detuvo a un hombre de 50 años que apuñaló a un amigo en una gasolinera de Aldaya, porque no quería continuar con él una noche de fiesta.

La víctima, cuya identidad no trascendió y de 43 años de edad, sufrió una herida en el abdomen causada con un arma blanca. Los agentes descubrieron durante la investigación que ambos habían discutido porque el agresor quería seguir de fiesta y la víctima quería irse a casa. El autor del apuñalamiento no tiene antecedentes policiales.