Els Poblets quiere quedarse la playa de l'Almadrava de Dénia

El Ayuntamiento considera que este tramo de la costa es suyo ya que la franja terrestre de Dénia ha desaparecido por la erosión marina

LUCÍA RONDAELS POBLETS
VECINOS. Dos residentes en la playa de l'Almadrava se estrechan la mano en la calle que divide los términos de Dénia (izquierda) y Els Poblets (derecha). /JOSÉ IGLESIAS/
VECINOS. Dos residentes en la playa de l'Almadrava se estrechan la mano en la calle que divide los términos de Dénia (izquierda) y Els Poblets (derecha). /JOSÉ IGLESIAS

Dénia podría perder una de sus playas por el cambio climático. La regresión sufrida por el litoral en la zona de l'Almadrava es el argumento que esgrime el Ayuntamiento de Els Poblets para justificar que Dénia no debería tener derecho territorial sobre una franja terrestre que prácticamente ha desaparecido bajo el mar.

Según indicó el alcalde, Jaume Ivars, la falta de regeneración en esta playa de grava ha dejado sumergidos los mojones que marcaban el deslinde que daba a Dénia la propiedad de la playa. Un hecho que el municipio vecino está dispuesto a utilizar para iniciar el expediente de alteración de su término y adjudicarse la playa que Dénia tiene registrada.

Una zona costera cuajada de viviendas y bares que tributan en Els Poblets pero que no pueden exigir a su administración local que les ofrezca limpieza y otros servicios vinculados a la playa porque oficialmente son competencia de Dénia. Un Consistorio que, según los vecinos, los tiene bastante abandonados a su suerte.

«Lógica y racionalidad» son algunos de los avales que esgrime el alcalde de Els Poblets para reorganizar los lindes de su pueblo en la franja costera. Las pretensiones del municipio pasan por abarcar sin retales los poco más de 500 metros que discurren entre el margen izquierdo de la desembocadura del río Girona y la calle Número 1 de la partida Almadrava. Un vial de dos carriles que se erige en frontera con Dénia (aunque para la capital comarcal es el camí del Guadiana).

Este es sólo un ejemplo del embrollo en una zona que, por su cercanía al mar, también ha de obedecer a la dirección general de Costas del Ministerio de Medio Ambiente, donde hay que solicitar permiso para casi cualquier cosa.

El resultado: una zona de baño cada día mas estrecha y con más maleza, residentes que cruzan en coche la playa para poder entrar a sus casas ante el pésimo estado de los caminos o una ristra de palmeras salvajes que ante la falta de cuidados de quien sea el competente, está podando una promotora con interés de vender casas.

El origen de esta ilógica delimitación se remonta al siglo XIV. Según aseguran desde Els Poblets en aquellos tiempos, cuando l'Almadrava era punto clave de la pesca de atunes, se cedió un paso terrestre para que los carros pudieran transportar el pescado hasta Dénia. Un camino que, con el tiempo, se escrituró la capital comarcal y que ha servido para que, oficialmente, la playa sea suya.

Hasta ahora. Els Poblets está dispuesto a tomarse en serio recuperarla y al respecto consultó a la Conselleria, La Administración regional realizó una inspección sobre el terreno y aconsejó al Ayuntamiento a iniciar un expediente unilateral y comunicárselo al de Dénia.

Acuerdo de pleno

Algo que se acordó por unanimidad en el último pleno con la intención de resolver una situación «anacrónica» y que justifican en que tanto la regresión que ha sufrido el litoral como la nueva Ley de Costas, que prevé que la línea de domino público retroceda aún más hacia el interior, ha provocado que gran parte de los antiguos terrenos de Dénia «estén ya en el fondo del mar».

En cambio, sostienen, «gran parte del suelo incluido en el nuevo deslinde de domino público se encuentra en Els Poblets y hay tramos de la línea del agua que también se ubican en este municipio».

Según la propuesta elevada al pleno por el alcalde «los límites de los términos municipales han de ser claros y estables y no depender de procesos naturales como la acción regresiva de la línea de costa o de las obras que estabilicen los procesos anteriormente citados».

El Ayuntamiento de Els Poblets entiende que su propuesta se adapta de forma racional a los cambios operados en la legislación urbanística y de costas, muy diferentes a los que regían hace un siglo.

Además reconoce que ya que las viviendas de la zona pertenecen a Els Poblets debe ser este Consistorio quien ofrezca a sus vecinos todos los servicios vinculados a la playa y al litoral, en la actualidad competencia de Dénia.

La actuación del Ayuntamiento de Els Poblets viene avalada por un informe emitido en enero de 2004 por la Conselleria de Administraciones Públicas, que facultaba a Els Poblets a iniciar el procedimiento de alteración de términos después de que el Ayuntamiento de Dénia «mantuviera durante casi una década silencio sobre este asunto», indican.

Las aspiraciones de Els Poblets en lAlmadrava son antiguas. En 1995, el pleno de este municipio ya inició un expediente de deslinde de su término respecto al de Dénia.

Después, comisiones de ambos municipios decidieron negociar sobre esta situación y solicitar un dictamen al Instituto Geográfico Nacional, que en 1998 ya recomendó la conveniencia de «un nuevo señalamiento de la línea límite» entre las dos poblaciones. En 1999 Els Poblets, tras acordar iniciar el expediente de alteración de términos, instó a Dénia a que hiciera lo mismo, pero esta población jamás se pronunció. Por este motivo, Els Poblets ha decidido ahora reimpulsar el expediente de anexión de forma unilateral.

Fotos

Vídeos