Las protectoras de Carcaixent y Xàtiva piden ayuda al anegarse sus centros

BLANCA VAYÁ| ALZIRA

Los graves daños por las inundaciones de estos días también han afectado a los animales. Las protectoras de Carcaixent y Xàtiva se encuentran en estado de emergencia y piden ayuda. En el caso de Ribercan de Carcaixent han tenido que dejar temporalmente a más de 140 perros en manos de vecinos que se han ofrecido como centros de acogida particulares.

Las fuertes lluvias han destrozado muros y «no tenemos ayudas ni medios para arreglarlo», comentó Elena Marzo de Ribercan. «Necesitamos que alguien nos ayude o nos venda un terreno económico de 5.000 metros o que colaboren con aportaciones económicas», apuntó.

Por otra parte en la protectora de Xàtiva llevan tres noches sin dormir, también carecen de recursos económicos y destacan que estas desgracias siempre les afecta a los más desfavorecidos, a los animales.

«Por suerte ningún perro se ha ahogado, ha sido un milagro, porque si no llegamos a llegar a tiempo, los más pequeños hubiesen tenido un final horrible», comentó Arancha Méndez de Ribercan.

Desde ambas protectoras hacen un llamamiento para que los ciudadanos les ayuden. Así, el teléfono de Elena Marzo es el 687 444 766. También hay un número de cuenta corriente en Caixa Ontinyent.

Fotos

Vídeos