Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Portada

EL RINCÓN DEL PEDIATRA

19.09.09 -

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
Cefalea en la infancia
Muchos niños sufren dolor de cabeza por imitación. / lp
Los dolores de cabeza en el niño o cefaleas pueden ser de presentación brusca coincidiendo con alguna enfermedad intercurrente normalmente de vías altas o bien ser una cefalea crónica que aparece de forma más o menos continua a lo largo de meses e incluso años.
En el primero de los casos, suele coincidir con un cuadro febril o catarral en el niño, sin más consecuencias que la propia molestia del dolor. Este suele ceder con la medicación analgésica habitual y desaparecer al mejorar su cuadro general. La cefalea puede tardar meses en volver a aparecer e incluso no aparecer nunca más por lo que no deberá de ser causa de preocupación por parte de los padres. Sin embargo un niño o una niña pueden padecer un dolor de cabeza de forma brusca dentro de una enfermedad más grave como una meningitis o incluso un tumor cerebral, pero esto es afortunadamente lo más raro, en el caso de la meningitis además de la cefalea el niño presentará otros síntomas como fiebre, vómitos, rigidez de nuca y un deterioro del estado general, siendo normalmente el dolor de cabeza el síntoma menos alarmante. En el caso del tumor cerebral observaremos además del dolor de cabeza la existencia de vómitos y de otros síntomas generales progresivos que nos indicarán la realización de pruebas más específicas como por ejemplo un TAC o una resonancia cerebral y el control por el neurocirujano.
En segundo lugar, la cefalea crónica e intermitente es mucho más habitual de lo que la gente cree, se puede manifestar en niños sanos ante múltiples problemas que la pueden desencadenar como el estrés por el estudio, la alergia o intolerancia a algún alimento, el humo del tabaco y por supuesto deberemos de descartar siempre problemas de visión y cuadros de sinusitis que ocasionan este dolor de forma crónica hasta que no se trata o evita el agente o enfermedad causal. La cefalea tensional también es recurrente y la observamos sobre todo en niñas pre púberes, el dolor empeora al hacer ejercicio pero no es invalidante ya que las niñas siguen haciendo sus actividades de una forma mas o menos normal, es una molestia en banda a lo largo de la cabeza con sensación de opresión.
Migrañas
Comentario aparte me quiero referir a las migrañas que son muy similares a las del adulto, con antecedentes familiares con el mismo cuadro y que además del dolor de cabeza el niño puede presentar dolor abdominal, vómitos, mala tolerancia a la luz solar, palidez e incluso visión borrosa, localizándose en ambos lados de la cabeza normalmente, su intensidad va aumentando de forma progresiva siendo muchas veces insoportables. En la actualidad estos niños son controlados por los neuropediatras que tras descartar las enfermedades más habituales que pueden ocasionar migraña, podrán tratar a estos niños de forma individualizada con fármacos de última generación, eficaces para prevenir estos cuadros.
Imitación
Por último muchos niños dicen padecer dolores de cabeza por imitar al padre o a la madre, si estos sufren de cefalea. Hay que saber identificar a estos niños para no emplear medicación que en ningún momento esta indicada y la forma de reconocerlo es dando un placebo como puede ser una sacarina y si el niño dice que se le ha ido el dolor de cabeza al darle la 'pastillita' es que ha estado simulando la molestia.
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Vocento
SarenetRSS