Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

C. Valenciana

Comunidad Valenciana

Los matriculados en Informática en las universidades valencianas caen un 15% pese a que ocupa el segundo lugar entre las profesiones con más salidas laborales
29.08.09 -

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
Al filón informático no le salen novios
La profesión no goza de equilibrio entre la oferta y demanda de profesionales . EFE/MANUEL BRUQUE
En medio del escenario de destrucción de empleo que atraviesa la economía, el sector informático -junto al sanitario, de salud y belleza, y el de telecomunicaciones- generó el 39% de puestos de trabajo en España durante los primeros seis meses del año, según el estudio del mercado laboral realizado por la consultora Adecco Profesional.
Los últimos datos revelan que en la Comunitat Valenciana hacen falta 7.200 informáticos. Y en los próximos cinco años, el sector calcula que tendrá un déficit de 10.000 profesionales de alta cualificación y de 30.000 ingenieros de telecomunicaciones.
Aunque, en medio de la travesía del desierto de la crisis económica, los datos reseñados pintan un oasis con buenas salidas laborales para estos profesionales, la realidad que reflejan las universidades valencianas es otra muy distinta.
Las titulaciones de ingeniería -como Informática y Telecomunicaciones- han registrado en los últimos cinco años un descenso del 15% en el número de matriculados (3.600 alumnos menos). La pregunta, entonces, surge inevitable: ¿por qué los jóvenes, y más en tiempos de trabajo escaso, no se sienten atraídos por una profesión que no encuentra titulados que cubran toda la demanda del sector?
Falta de encanto
«El boom de las nuevas tecnologías que se desató en el año 2000 supuso un buen filón, pero tras explotar la burbuja tecnológica, la Informática empezó a perder encanto y lamentablemente no ha podido recuperarse», explica Ramón Mollá, doctor en Informática y profesor titular de la Universidad Politécnica de Valencia.
«En la Comunitat Valenciana, la situación es incluso más delicada que en el resto de España», señala Ignacio Basco, director del Área de Servicios de Adecco Information Technology. Según los últimos datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística sobre número de licenciados universitarios, el curso 2006-2007 se licenciaron en estas carreras 1.416 ingenieros, «una cifra muy escasa para cubrir la demanda de 7.200 profesionales que necesita el sector tecnológico en la Comunitat y, lamentablemente, la tendencia es que continúe en esta línea de descenso», explica Basco.
Los perfiles más deficitarios son programadores en tecnologías Net y Java, analistas funcionales, ingenieros de Telecomunicaciones e Industriales. «La tercera revolución tecnológica -desarrollo de la domótica o la mejora en I+D, por ejemplo- no se puede llevar a cabo porque faltan profesionales», explica Ramón Mollá.
El 58% de los estudiantes de nuevas tecnologías están trabajando incluso antes de finalizar la carrera. Pero no son titulaciones atrayentes, «porque son estudios muy exigentes difíciles de sacar adelante sin vocación».
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Vocento
SarenetRSS