Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Internacional

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
Cerradas las urnas y terminado el recuento, prosigue la guerra informativa entre los dos principales favoritos a la victoria. Tras autoproclamarse vencedores de las elecciones y recibir un severo toque de la comunidad internacional para que mantuvieran la calma hasta la publicación de resultados definitivos, la agencia local Pajhwook reveló que tras escrutar cuatro millones y medio de papeletas, Hamed Karzai lograría un 70% de los votos.
La agencia afgana citó como sus fuentes a un alto cargo de un partido político y a un funcionario de la Misión de Naciones Unidas en Afganistán (UNAMA) que participaban en el proceso de recuento. Según esta filtración, el doctor Abdalá Abdalá alcanzaría de momento un 23% de apoyos. Unos datos sorprendentes porque aún quedan por escrutar los sufragios de varios distritos del sur y este del país, de mayoría pastún, donde supuestamente Karzai no haría más que aumentar su diferencia.
A falta de resultados oficiales, Karzai gana la batalla mediática, aunque el país está más pendiente estas horas de la celebración del Ramadán que de un proceso electoral que ayer recibió la bendición de la misión internacional de observadores de la Unión Europea. Siguiendo la línea triunfalista proyectada desde Occidente, el informe de la UE habla de unas elecciones «correctas y justas de acuerdo con la metodología de observación».
En el comunicado oficial también se destacó que «el ejercicio de los derechos civiles y políticos de las mujeres, tanto en calidad de votantes como de candidatas, estuvo severamente limitado en las elecciones pese a estar recogidos en la Constitución».
El enviado especial de la Casa Blanca al frente Af-Pak, Richard Holbrooke, aseguró que había recibido el compromiso de Karzai y Abdalá de respetar los resultados que ofrezca la Comisión Electoral Independiente, previstos para el 17 de septiembre de manera definitiva. Con todo, la tensión sigue presente y el fantasma de los problemas étnicos entre pastunes y tayikos empieza a preocupar a la misión internacional.
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
File not found.
Vocento
SarenetRSS