Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Economía

Economía

Un comerciante valenciano que apuesta por la innovación explica que "hay que ir a por los clientes y no esperar a que lleguen a la tienda"
08.08.09 -

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
Poca inversión, máximos beneficios
Vista de la panadería de José M. González, referente de innovación en el pequeño comercio. / LP
A veces basta con cambiar el mobiliario de lugar, diseñar los escaparates de forma más atractiva o apuntarse a la 'revolución ecológica'. Innovar, una de las palabras más recurrentes en tiempos de crisis, está al alcance de cualquier comercio, sólo se necesita agudizar el ingenio y no necesariamente grandes inversiones.
José Manuel González, futuro gerente de la empresa Bollipan, lo tiene bien claro. Desde hace seis años dirige junto a su madre la fábrica de pan y bollería que fundó su abuela. «Lo primero que hice fue instalar un programa de ordenador que gestiona los clientes, la facturación, las compras, ventas y los pedidos. Al año obtuvimos datos valiosos para comparar precios y saber algo más acerca de los clientes», explica José Manuel.
Este vecino de Mutxamel compartió su experiencia en el campo de la innovación y la aplicación de nuevas tecnologías con alrededor de 120 comerciantes de la Comunitat, que acudieron a las jornadas del ciclo 'Puesta al día Comercio' organizadas por la Confederación de Comerciantes y Autónomos de la Comunidad Valenciana, Covaco.
Las charlas perseguían introducir la cultura de la innovación en los comercios valencianos y trasladar las herramientas para que éstos apuesten por la diferenciación. «A veces con colocar un buzón de sugerencias, poner la música adecuada o un espacio infantil para que los niños jueguen ya se satisfacen las necesidades de los clientes», afirma Isabel Reig, técnica de innovación de Covaco.
Siguiendo esta línea de apuestas, José Manuel González desarrolló hace dos años la marca El Forn de la Mestra, nombre que reciben las tres panaderías cafeterías que ha abierto en Mutxamel. En ellas, el empresario de 33 años, instaló otro software que se encarga del control de los clientes.
«Para generar la base de datos de los consumidores hicimos un concurso de tostadas. Les pedimos el nombre, la fecha de nacimiento, el móvil y el correo», comenta José Manuel. Con estos datos la empresa pudo obtener información sobre sus compradores y ahora puede aplicar promociones, «por ejemplo, antes de los cumpleaños les enviamos un sms para anunciarles un descuento del 5%en la compra de su tarta».
Según Covaco, unas de las tendencias que están más de moda en el campo de la innovación son el Greenretailing ( o revolución verde) y el Artchandising, que es la fusión del arte con la moda. Como explica la técnica de innovación, «no son una moda pasajera, sino que son alternativas que están cambiando la manera de comprar». Son acciones relacionadas con el uso de bolsas ecológicas o programas de fidelización ligados al compromiso social, es decir, todo lo que despierte emociones al consumidor.
Estas iniciativas se enmarcan dentro de una etapa de dificultad para el comercio urbano valenciano. Tal como asegura Reig, «la crisis es la principal inquietud de los comerciantes. Muchos de ellos han cerrado por la situación actual y también por la dificultad que implica el relevo generacional».
Este relevo no ha sido problema para José Manue y su empresal. «Llevamos tres generaciones. Mi abuela empezó alquilando su horno en la posguerra, donde acudían las vecinas con la masa y hacían su propio pan. Luego comercializó una receta de magdalenas de mi bisabuela y ahí comenzó el engranaje. Mi madre continuó y a finales de año seguiré yo.»
El futuro gerente afirma que la clave del éxito está en «saber lo que quieres hacer con el negocio». De momento, con el concurso de tostadas ya ha ganado 3.000 euros. Lo siguiente no lo desvela para seguir sorprendiendo a su pueblo.
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Vocento
SarenetRSS