Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Valencia

Valencia

Los técnicos esperan concluir los trabajos de investigación a final de año e iniciar las obras del parking
31.07.09 -

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
Los arqueólogos confirman un asentamiento agrícola ibero en Ruaya
PERÍMETRO DE LA BALSA. Solar donde se hallaron vasijas y material ibero. /V. MARTÍNEZ
Tras meses de investigación, los arqueólogos han confirmado la existencia de un asentamiento ibero agrícola en el aparcamiento ubicado en la calle Ruaya. «Los expertos han encontrado una azada y aperos de labranza justo a la profundidad en la que se encontraron el resto de vasijas y cerámica», explicaba ayer el concejal de Tráfico, Alfonso Novo, responsable de esta excavación.
En febrero de 2008, durante los trabajos previos para construir un aparcamiento en la calle Ruaya, los arqueólogos encontraron restos del siglo III a. C., los más antiguos hasta ahora encontrados en la ciudad. Inmediatamente se cuestionó si la fundación de Valencia por la civilización romana.
Tras un proceso largo de investigación, los arqueólogos descartan de momento el hallazgo de viviendas o elementos que confirmarían que la ciudad se fundó en el siglo III a.C.
Hasta hace unos meses los arqueólogos han estado trabajando en los estratos superiores donde se han encontrado material romano y árabe. Fue justo hace unos días cuando comenzaron a trabajar a la profundidad donde se hallaron los restos iberos.
En el terreno se toparon con cerámica, ajuar doméstico y piedras que formaban parte de un molino. También se han topado con varios pozos y fosas que confirmaban la existencia de un asentamiento agrícola de época ibera. Los técnicos insisten en que este descubrimiento no cambia la historia fundacional de la ciudad porque por los datos que manejan fue una estancia temporal. No obstante, hasta que no concluyan las excavaciones no podrán confirmar el tiempo que este grupo de iberos estuvo viviendo en el extrarradio de la ciudad.
Entre los hallazgos, también se han encontrado vasijas de origen púnico que formaban parte del tráfico comercial que se realizaba en aquella época. En un principio, los técnicos llegaron a sospechar que los elementos púnicos eran parte del campamento militar del estratega cartaginés Aníbal. Una de las hipótesis que barajaban era que el ejército de Aníbal se instaló junto al Turia, justo en el solar ubicado entre las calles Bilbao y Ruaya donde se realizó el descubrimiento de unos restos del siglo III a. C. «Hace unos años encontramos parte de este camino junto a la calle Sagunto, por eso la presencia de esta balsa y la cerámica podrían ser de un campamento militar», afirmaron expertos arqueólogos, días después del hallazgo.
Esta tesis ha quedado descartada y los técnicos se basan en la primera hipótesis. «Calculamos que a final de año las excavaciones estarán concluidas y podremos iniciar las obras del parking que se planteó desde un principio», afirmó ayer el concejal Alfonso Novo.
El Ayuntamiento, aseguró en su día que parte del hallazgo se exhibiría para que todos los vecinos pudieran conocer en detalle cómo se vivía en la ciudad y cómo estaba organizada.
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Vocento
SarenetRSS