Los caballos robados en Burriana sufren abusos y maltratos y están desatendidos

Los miembros de la asociación también aseguran que la Guardia Civil se saltó una de las pruebas para verificar quién era el verdadero dueño de los caballos

S. R. R: |VALENCIA
Uno de los caballos supuestamente sustraídos presenta heridas en el lomo. FOTO  APPALOOSA/
Uno de los caballos supuestamente sustraídos presenta heridas en el lomo. FOTO APPALOOSA

Los caballos de la raza Appaloosa que fueron presuntamente robados a su dueño el pasado mes de mayo en la localidad de Burriana, se encuentran en una finca desatendida, en un estado lamentable, con diversas heridas y sin agua, según han informado socios de la Asociación Appaloosa, la raza de caballos que fue supuestamente sustraída.

Según estos miembros, la detención que la Guardia Civil realizó el pasado mes de mayo al ciudadano danés M. J. de 62 años en Toga fue irregular, ya que se saltaron una de las pruebas para determinar quién es el auténtico dueño de los caballos. Los miembros aseguran que la Guardia Civil se presentó en su finca por una denuncia en la que se le acusaba de haber robado ocho caballos, cuando eran de su propiedad. La Guardia Civil llevó los caballos de la finca de M. J. a la supuesta finca del dueño real, ubicada en la partida Palau, lugar en el que se encuentran actualmente.