Una sentencia paraliza la reparcelación de un sector en expansión de la Pobla Llarga

PSPV y EU piden que el alcalde deje la competencia de urbanismo, mientras Rafael Soler afirma que se solucionará

P. PINTOR| LA POBLA LLARGA
ALCALDE. Rafael Soler. /F. G./
ALCALDE. Rafael Soler. /F. G.

La reparcelación de la nueva zona de expansión residencial de la Pobla Llarga conocida como 'La Closa', ha quedado anulada tras una sentencia del Juzgado Contencioso Administrativo que estima el recurso presentado por una de las propietarias del sector.

Dicha sentencia anula el pleno donde se llevó a cabo el acuerdo de la reparcelación de la zona, que se aprobó en septiembre de 2006 en base a una modificación del PGOU que se publicó en diciembre de ese mismo año, por lo que el planteamiento urbanístico no estaba entonces en vigor. Por ello, tanto el PSPV como EU han saltado a la palestra para «denunciar la actuación del actual gobierno». Los socialistas «acusan al PP de ocultar asuntos muy importantes y exigen a los técnicos municipales que elaboren un informe para valorar las consecuencias de dicha sentencia, que pueden ser muy graves económicamente, y sobre todo informar a los propietarios de los solares de cual es su situación jurídica».

Además el grupo socialista «acusa al alcalde de ocultismo, ya que el pasado 22 de junio en el pleno se le preguntó sobre la situación de la zona y éste afirmó que no sabia nada, aún teniendo ya la sentencia desde mayo». Por su parte, el portavoz de EU, Vicent Dasí «pide al alcalde que renuncie de su puesto y que nombre a un concejal responsable del área de urbanismo», también, al igual que el PSPV, «exige a los técnicos municipales que informen sobre las consecuencias que esta sentencia puede llegar a tener y sobre todo la situación en que quedan los propietarios afectados»,

Sin embargo el alcalde la la Pobla Llarga, Rafael Soler se defiende de las acusaciones de los grupos de la oposición y «afirma que no se ha anulado la reparcelación, sino el acto donde se aprobó dicho proyecto». Además , aseguró que la sentencia «me llegó el pasado jueves».

Dicha resolución «admite un defecto de forma subsanal», ya que la reparcelación de la zona se aprobó en septiembre de 2006 en base a una modificación del PGOU que se publicó 3 meses después, por lo que el planteamiento urbanístico no entró en vigor, según la sentencia del Juzgado. «Por ello desde la alcaldía, con posterioridad, se aprobará dicho proyecto».

Fotos

Vídeos