Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

C. Valenciana

Comunidad Valenciana

Las madres podrán vivir un año y medio en las casas tras dar a luz Un centenar de valencianos ya han ofrecido su hogar
16.07.09 -

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
Un sueldo por convertir su casa en el hogar de una futura madre. Las familias de la Comunitat Valenciana que auxilien a mujeres embarazadas con dificultades percibirán una compensación económica que puede llegar hasta los 1.000 euros. La creación de una red voluntaria de familias a las que podrán acudir las gestantes en riesgo de exclusión social es una de las principales medidas que contempla la reciente ley de protección a la maternidad.
La Generalitat estudia profesionalizar este acogimiento familiar y proporcionar una formación adecuada a los que se sumen a la iniciativa. «Queremos dar un paso más en este apoyo a las futuras madres. De esta forma, las familias recibirán un curso básico sobre los cuidados que requiere la mujer y recibirán un dinero por prestarle la atención necesaria», apuntaron fuentes de la Conselleria de Bienestar Social.
Los valencianos que acojan a estas embarazad, casi todas menores de edad, cobrarán entre 780 y 980 euros al mes, es decir, un mínimo de 26 euros diarios y un máximo de 32,65. En el caso de que la mujer permanezca en la casa de acogida tras el nacimiento de su hijo, la ayuda se duplicará. Y es que la madre podrá quedarse en ella 18 meses más después de dar a luz. No obstante, se pueden estudiar los casos concretos en los que resulte conveniente ampliar ese periodo.
Las personas que vayan a atender a la gestante deben pasar una entrevista previa. Además, se valorará su idoneidad mediante informes sociales y psicológicos que garanticen que pueden llevar a cabo esta labor. «También recibirán charlas y una formación específica sobre los cambios que experimenta una mujer que va a tener un bebé y los cuidados que requiere», aseguraron desde Bienestar Social.
Tras este proceso, pasarán a ser familias especializadas, como las 49 que ya existen para los menores que se encuentran bajo tutela de la Conselleria. El objetivo es que el nuevo modelo de acogida, que se enmarca dentro del Programa + Vida, comience a funcionar en 2010. Las que ya son una realidad son las familias voluntarias, procedentes de diferentes puntos de la Comunitat. Hasta un centenar han ofrecido sus hogares para que las jóvenes con dificultades decidan seguir adelante con su embarazo.
El conseller de Bienestar Social, Juan Cotino, dio a conocer ayer el calendario de las actuaciones recogidas en el Programa + Vida. «Todas las medidas de apoyo a la maternidad serán una realidad en nueve meses», aseguró tras una reunión de la mesa de seguimiento del plan.
El programa está dividido en tres periodos. En el primer trimestre, que se prolongará hasta septiembre, está previsto el desarrollo de la ley, así como la atención educativa domiciliaria para las madres adolescentes, entre otras.
Puntos de atención
Durante el segundo trimestre, de octubre a diciembre, se formará a los trabajadores de los 187 puntos de atención ciudadana. «También se pondrán en marcha los tres Centros de Atención a la Maternidad, uno por provincia, para informar y asesorar a las embarazadas de forma anónima. De momento, ya estamos estudiando su ubicación en Valencia, Alicante y Castellón», explicó el vicepresidente del Consell. Además, antes de que finalice 2009 se creará el teléfono de atención a la gestante y se prestará atención farmacéutica gratuita para las embarazadas menores.
El plan se completará entre enero y marzo de 2010. El calendario prevé que las mujeres puedan pedir las nuevas deducciones fiscales por maternidad desde el embarazo así como la concesión de ayudas económicas a las gestantes en riesgo de exclusión y la consideración preferente, en toda normativa autonómica, de la futura madre en el acceso a las prestaciones y servicios públicos sanitarios, educativos y sociales. «Las subvenciones podrán solicitarse presentando un certificado médico que pruebe que existe un ser vivo», afirmó Cotino. En este último trimestre también se considerará la vida en gestación como un miembro más de la familia a la hora de baremar los criterios de acceso a los centros escolares y se beneficiará a la embarazada para acceder a la compra o alquiler de viviendas de protección oficial.
Para Cotino, todas estas medidas «contribuirán a crear una sociedad sostenible mediante el fomento de la natalidad». La Comunitat sigue así el modelo de países como Finlandia, Suecia y Alemania donde se han incorporado este tipo de políticas y que ya han dado su fruto. «Esperamos que la Comunitat Valenciana pueda obtener resultados positivos en los próximos cinco años», vaticinó.
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Vocento
SarenetRSS