Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

La Safor

La Safor

El jefe de Calidad Educativa del Consell asegura en Gandia que los resultados académicos dependen del clima de convivencia

16.07.09 -

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
Un puñetazo en la cara. Secuestro en el interior del colegio. Amenazas. Burlas por estar gordo o por llevar aparato. Motes. Insultos. Un SMS diciendo "te voy a matar"... La violencia escolar existe en la Comunitat Valenciana y también en la Safor. Aflora antes de los periodos vacacionales porque están los alumnos más estresados. En cambio, cuando comienza el curso hay menos conflictos.
El catedrático de Psicología Evolutiva y de la Educación de la Universitat de València Ángel Latorre manifestó ayer en la Universitat d'Estiu de Gandia (UEG) que un estudio elaborado por los profesionales Vicente Félix, Carmen Godoy e Ismael Martínez revela que los meses laborales con mayor número de denuncias en las aulas son noviembre y marzo; y los de menos son septiembre y abril.
"Los meses más propensos para que se produzcan situaciones conflictivas podrían interpretarse tanto por un factor estacional (otoño y primavera, principalmente) como por producirse justo antes de periodos vacacionales (de Navidad, de Fallas y de verano)", destaca el estudio, publicado en el número 94 de la revista Informació Psicològica.
Esta investigación analizó los distintos tipos de violencia en la población escolar no universitaria de la Comunitat Valenciana y concluyó que el 32% del total de las agresiones llevó asociado un parte médico.
Latorre es el coordinador del curso 'La convivencia en los centros escolares' que ofrece la XXVI edición de la UEG. Explicó que tres de cuatro alumnos han sido testigos en España de actos violentos en la escuela.
La violencia escolar más abundante, que se produce en un 80% de los casos, es la emocional (insultos, motes, dejar de lado a un niño, burlarse de su imagen...), seguida de la física (agresiones). La mayoría de las incidencias se constata en el primer ciclo de la ESO (en la preadolescencia).
El psicólogo subrayó que la edad media de los agresores se situó en 12 años y la de las víctimas, en 14. Y mientras que en la violencia física los protagonistas son varones, en el acoso escolar son chicas. "Se burlan del aspecto, si llevan ortopedias, si son pijas en un barrio de 'bakalas' y si son 'bakalas' en un barrio de pijas...", comentó el experto.
Incidencias en las aulas
En cuanto a la localización de las incidencias, un aspecto relevante, según el dossier de la revista de psicología, es que después del patio, la mayoría de ellas se producen en el aula. Muchas ocurren en el cambio de un profesor a otro, pero muchas otras veces se producen con el maestro en la clase.
"Así pues, aunque resulta paradójico, la figura de autoridad del profesorado no supone muchas veces un obstáculo para impedir determinados comportamientos", destaca el estudio.
Por este motivo, según agregan los expertos, es notoria la necesidad de formar al profesorado y dotarle de herramientas en el manejo comportamental en el aula, de cara a optimizar el proceso de enseñanza-aprendizaje, así como prevenir futuros comportamientos violentos dentro del aula.
Otra investigación realizada por la Universitat de València entrevistó a 250 alumnos de Secundaria. Una de las preguntas era si alguna vez habían tenido miedo en la escuela. Pues bien, el 70% respondió que nunca.
Con respecto al 30% que había contestado de manera afirmativa, se indagó y se descubrió que tenían miedo a los deberes, a los trabajos mal hechos o a cambiar de centro.
Planes de convivencia
El jefe de área de Evaluación, Innovación y Calidad Educativa de la Generalitat Valenciana, Jesús García, dentro del ciclo de la UEG, impartió ayer una conferencia titulada 'Prevención de la violencia y fomento de la convivencia escolar: del Plan Previ a los planes de convivencia'.
García indicó que la convivencia es una preocupación del sistema educativo actual, el cual cuenta con dos importantes problemas: el fracaso escolar y las conductas violentas. En este sentido resaltó: "Las paredes de nuestros institutos son permeables a la situación social que tenemos", subrayó.
Los estudios de la Conselleria de Educación vinculan un mejor clima de convivencia con unos mejores resultados académicos. En definitiva, hay un problema, no una alarma social. Y hay que estar alerta, aseveró el experto.
García expresó que en un 50% de los casos, nadie se entera de que el joven lo está pasando mal porque estos son expertos en maquillar y tapar una situación. "En ocasiones, detrás de un dolor de cabeza o de espalda hay una situación de acoso", aseveró.
Las estrategias que, según los especialistas, se han de emprender para mejorar la convivencia en las aulas y evitar la violencia escolar están relacionadas con el trabajo en equipo de los docentes; puesta en práctica de proyectos de pedagogía; la sensibilización de la población a través de talleres, etcétera.
Asimismo, se han elaborado herramientas, como las guías para el profesorado de secundaria y de primaria.
Actuaciones del Consell
Jesús García remarcó que existe desde 1984 un Observatorio para la Violencia Escolar en el que un comité de expertos analiza la situación en los colegios.
Este trabajo ha dado como resultado el plan para la Prevención de la Violencia y Promoción de la Convivencia en los centros escolares de la Comunitat.
Por otro lado, la Generalitat Valenciana creó en un registro de incidencias que permite conocer la realidad en las aulas y, de esta manera, atajar mejor el problema, comentó el jefe de área de Calidad Educativa.
Todos los centros escolares disponen, además, de un Plan de Convivencia elaborado por ellos mismos, donde aparecen reflejadas las diferentes actuaciones que desde el mismo se toman de cara a prevenir, controlar y dar respuesta a las situaciones de violencia que se produzcan.
La Conselleria de Educación también ha creado un instrumento on-line al que pueden acceder todos los centros educativos no universitarios para notificar cualquier incidencia que se produzca entre los miembros de la comunidad educativa.
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Vocento
SarenetRSS