Nueva Jávea advierte del daño al turismo que está haciendo la mala previsión en obras

L. R. B.| XÀBIA

El portavoz de Nueva Jávea, Oscar Antón, censuró ayer el daño que está sufriendo turismo y comercio de Xàbia por culpa de la mala planificación de las obras del Plan Zapatero.

Antón señaló que «mientras otros destinos turísticos afinan la puntería para atraer a un turismo que se resiente por la recesión económica, en Xàbia los recibimos con zanjas, polvo, obras y cortes de calles», unas condiciones que se están traduciendo en «cancelación de reservas», aseguró.

El edil valoró que «la falta de previsión, la improvisación y la descoordinación campa por sus anchas en todo el término municipal» y subrayó el hecho de que muchas de las obras elegidas por el gobierno local «se encuentran en los principales enclaves turísticos». A esto hay que añadir que «la falta de señalización y de itinerarios alternativos», lo que provoca un continuo colapso del tráfico.

Por su parte, el concejal Paco Catalá lamentó que después de estar 20 años en política los actuales gobernantes «todavía son incapaces de reconocer que nuestro municipio vive casi exclusivamente del turismo residencial, fuertemente estacionalizado en el verano»

Catalá asume las dificultades que atraviesa la construcción «y es loable que tratemos de apoyarlos» con las obras «pero no a cambio de destruir empleos en el sector servicios», ya que «la dispersión de los proyectos incide negativamente en los comercios y restaurantes de su entorno», añadió.

Fotos

Vídeos