Los padres de dos afectados por mercurio en Carlet piden también una investigación

DESA BATALLER| CARLET

Después de que Manuel García, el padre de Ibi que denunció que su hijo había resultado intoxicado con mercurio a través de las vacunas, apareciera en los medios de comunicación, los casos similares se han ido sucediendo. Si el martes se conocía el caso de Mario, el pequeño de Sueca que presenta unos niveles de mercurio 27,5 veces superior a la media habitual, ahora se confirman dos casos más en Carlet.

Así lo confirmó ayer a LAS PROVINCIAS Alejandro, padre de una niña de cuatro años y medio, Mireia, y con los mismos problemas que Mario. Según relató Alejandro, «mi hija tiene una nivel muy alto de mercurio, tal y como nos los han confirmado los primeros análisis que le hemos hecho».

Ahora, continuó, «ha iniciado un tratamiento para expulsar los metales de su cuerpo», aún así, aseguró, «estamos decididos a unirnos a la demanda que ya han emprendido otros padres».

El otro caso es el de Guillem, de cuatro años y también vecino de Carlet. Según Alejandro, «Guillem multiplica por siete los niveles de mercurio permitidos en su cuerpo».

Este padre quiso dejar claro que no están en contra de las vacunas, «sino del conservante», y «creemos que eso ha sido el causante del autismo de nuestros hijos». «Queremos una investigación», añadió.

Por otra parte, el conseller de Sanidad, Manuel Cervera, mostró ayer su respeto a las familias que han denunciado este hecho, pero recalcó que no hay «ninguna tesis» que lo avale.

Fotos

Vídeos