Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Motor

RALLYE GRECIA

18.06.09 -

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
El quíntuple campeón del mundo Sebastian Loeb es un piloto que comete muy pocos errores, pero cuando lo hace tiene la honestidad de reconocerlos sin peros. En Grecia y tras pasar una curva dictó una corrección a su piloto, ya que las notas se utilizan año tras año y se van corrigiendo con cada edición. En ese momento perdió ligeramente la concentración, entró demasiado rápido en la siguiente curva y su Citroën C4 saltó por los aires.
De forma increíble ni piloto ni copiloto sufrieron daño alguno, lo que dice mucho en favor de la seguridad de los coches de rallyes de hoy en día, pero lo más importante es que la lucha por la victoria quedaba más abierta que nunca, al abandonar el gran dominador del certamen.
Oportunidad de oro
La oportunidad era demasiado buena para Dani Sordo, que no podía desaprovecharla. El equipo Citroën iba a estar con él a tope, ya que necesitan los puntos para el Mundial, y su coche y pilotaje podían superar a los Ford, cuyo segundo piloto, Latvala, había tenido un importante incidente en los primeros compases.
Sordo se lanzaba al ataque para luchar con Hirvonen, nuevo líder, por la victoria, pero una piedra en una curva destrozaba su suspensión delantera. Mala suerte para Sordo que ve, desolado, como pierde otra oportunidad de oro, mientras llegan otros jóvenes valores de los rallyes, como Ogier, pidiendo paso a base de resultados.
Todo para Ford
Con los dos Citroën fuera de juego la oportunidad de Ford era única, ya que se encontraba con la posibilidad de sacar el máximo número posible de puntos y meterse de nuevo en la lucha por el título en ambos certámenes. Y su piloto Hirvonen no falló. Condujo como se hacía antaño en Grecia para ganar, cuando los rallyes eran más largos: rápido, pero con margen para poder equivocarse y no quedar fuera de carrera, y así se llevó la victoria. ¡Chapeau para el de Ford!.
En segundo lugar terminó Sebastian Ogier. El «junior» de Citroën está mostrando madera de campeón, y no sería extraño que desplazara a Sordo del equipo, ya que sus resultados apuntan muy alto. Sería una pena, ya que Sordo tiene el nivel necesario, pero la suerte debe acompañarle. Ogier en cambio lo hizo de lujo y cazó un segundo puesto proverbial.
Podio para Latvala
El tercer escalón fue también para Ford, nada menos que para Latvala que, tras su salida del Viernes pensó que tenía pocas posibilidades y no arriesgó, pero los numerosos abandonos le pusieron en el podio, demostrando de nuevo que la táctica de reservar y no ir al máximo era la adecuada en este rallye. Ahora la lucha por el Mundial de marcas está más abierta, con 94 puntos para Citroën y 79 para Ford, y también el de pilotos, con 55 para Loeb y 48 para Hirvonen. La próxima cita será en Polonia, del 26 al 28 de Junio, donde Loeb y Citroën intentarán poner de nuevo las cosas en su sitio, es decir, con el francés en lo más alto del podio de llegada.
En cualquier portal de videos de internet podrán ver el impresionante accidente de Loeb en Grecia y ahí le tienen, posando en el coche como si nada. Los cálculos estructurales quepermite la informática han hecho que los ingenieros refuercen al máximo los puntos débiles de la «jaula de seguridad» de un coche de carreras hasta hacerlo casi indestructible... aunque también hace falta suerte, y de esto Loeb, como todos los Campeones, suele ir bien servido.
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios

buscador

Buscador de deportes
buscar

Ahora en Portada

Enlaces de Interes

Vocento
SarenetRSS