Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

La Ribera

La Ribera

Alberic certifica con un documento de la Casa Real emitido por Alfonso XIII en el año 1905que es la cuna del panquemado
10.06.09 -

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
La mona de la realeza
DONACIÓN. Acto de entrega del documento al Consistorio. /LP
Por todos son conocidas las monas de Alberic y es que la fama de este delicioso dulce llega, incluso, hasta la Casa Real. Este hecho está corroborado por un documento emitido por Alfonso XIII en mayo de 1905. La Intendencia General de la Real Casa y Patrimonio concedía, hace más de cien años, a Ramón González Torres los honores de proveedor de la Casa Real.
Este hornero alberiquense comenzó a enviar los tradicionales panquemados a la Casa Real y la aceptación fue tal que ésta le permitió usar el Escudo de las Armas Reales en las facturas y etiquetas de su fábrica de pan. Y en aquellos tiempos no era una labor fácil hacer llegar los dulces hasta la Villa y Corte, ya que se enviaban en cajas de madera y tardaban varios días en llegar.
Ahora, el «Gremi de Forners» le ha entregado este documento al Ayuntamiento para que pase a formar parte del patrimonio de la localidad. «Queríamos hacer un pequeño homenaje a Ramón González», comenta el concejal de Cultura y Educación, Faustino Sala, respecto a la entrega de este documento tan antiguo.
Este importante título se encontraba, en la actualidad, en casa de Enrique González, nieto del panadero, para que no se perdiera lo donó al «Gremi de Forners». Esta asociación decidió, debido al gran valor del donativo, que «lo más conveniente era que el Ayuntamiento fuese el que conserve este documento», declara el presidente del «Gremi de forners», Vicent Puig.
Gracias al afán de la familia González por conservar el escrito y por su interés por dar a conocer el dulce típico de Alberic, este es el documento más antiguo que se guarda y que deja constancia de la fabricación de «la mona» en la localidad.
«Es muy significativo para nosotros, los horneros, porque demuestra que en 1905 ya se conocían las monas de Alberic», destaca Vicent Puig.
Ahora que el documento está en manos del Ayuntamiento, «lo primero es restaurarlo porque está muy deteriorado por el tiempo», comenta el concejal de Cultura. Una vez restaurado, se colocará en el futuro museo de Alberic.
Este documento emitido por Alfonso XIII «tendrá un lugar preferente en el museo» por su gran valor patrimonial. Se tratará de un museo etnológico que se pretende ubicar en el antiguo ayuntamiento para que la gente conozca la historia del municipio, cuna de la mona.
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Vocento
SarenetRSS