La edil de Deportes insta a los apoyos del Gandia Bàsquet a que se manifiesten ante Diputación

El Ayuntamiento aportará 50.000 euros más para el club que el ente provincial que preside Rus

SANTI ROCA| GANDIA
CONVENIO. la firma del convenio con el Bàsquet de Gandia. J. RIBES./
CONVENIO. la firma del convenio con el Bàsquet de Gandia. J. RIBES.

La concejal de Deportes de Gandia, Liduvina Gil, hizo ayer una declaración de intenciones en toda regla. La manifestación y las firmas que están recogiendo los seguidores del Gandia Bàsquet van a caer en saco roto: "La manifestación no nos hará cambiar de opinión. La decisión es firme y sólo aportaremos 150.000 euros. Firmar es fácil pero aportar dinero es más complicado. Cada uno que firma podría aportar dinero y luego a la hora de manifestarse, hacerlo donde toca que es en la Diputación". Sin más.

Luego siguió su alegato: "tenemos la conciencia tranquila porque hemos hecho todo lo posible. El Ayuntamiento aportará un convenio para el año que viene de 150.000 euros siempre que compite en Leb, Eba o Autonómica. El club puede financiarlo y disponer del dinero antes". 50.000 más que la Diputación tres días después. Eficacia.

No mencionó el motivo por el que se dejó escapar el patrocinio de Aguas de Valencia pero recurrió al manual político: "hay personas que no llegan a final de mes y esa es ahora nuestra prioridad". Gesto que honra a su gobierno, aunque el gasto superfluo elegido sea el deporte y no otro.

Luego recordó el pastón invertido esta temporada: "Este año hemos hecho un esfuerzo muy importante. No se le puede pedir más al Ayutamiento. Volveremos a salir en su ayuda pero siempre que consigan ellos mismos su financiación". Cabe recordar que el alcalde José Manuel Orengo, al perder el patrocinio de Aguas de Valencia y anunciar un único año de aportación principal dijo textualmente: "Iremos donde haga falta, a Diputación, al Consell a Bancaja y también a buscar empresas".

Gil redondeó inspirado parlamento y comparó al club de baloncesto con el club de natación: "ya pasó lo mismo en el club de natación y varios campeones tuvieron que irse porque el club no podía pagarles".

Por eso y porque para competir en una competición medianamente seria hace falta una piscina de 50 metros y en Gandia ni la hay ni se le espera. La concejal, después de poner frente a frente a dos clubs insignia del deporte de la ciudad redondeó: "Nuestra opinión es firme, lo ciudadanos no pueden pedir más. No importan las manifestaciones".

La Peña Pixaví que organiza tanto la recogida de firmas como la concentración del próximo jueves le aclararon ayer a Gil: "Como comprenderá nos viene mejor concentrarnos en Gandia porque además el equipo es de aquí. No es una reivindicación política. Sólo queremos baloncesto". En el escrito de recogidas dice muy claro que piden al Ayuntamiento, la Diputación y la Generalitat que ayuden a salvar el club. Pero una cosa es leer y otra entender.