Las talas de la Vallesa se inician en Ribarroja a falta del permiso de Paterna

Los trabajos realizados hasta ahora son menos destructivos que los de 2007

MOISÉS RODRÍGUEZ| RIBARROJA
RIBARROJA. Dos de los operarios que han realizado las primeras talas en la Vallesa. LP/
RIBARROJA. Dos de los operarios que han realizado las primeras talas en la Vallesa. LP

Las talas se siguen haciendo de rogar... en Paterna. Red Eléctrica ya ha empezado a cortar y a podar los pinos más cercanos a los cables que atraviesan la Vallesa. Los operarios ya han trabajado en término de Ribarroja, donde el Ayuntamiento no ha exigido licencia, como sí lo ha hecho el Consistorio de L'Horta, que al cierre de esta edición seguía sin concederla.

El tiempo apremia porque estos trabajos deben estar acabados antes de verano. Por ello, Red Eléctrica ha llevado a cabo lo que puede considerarse una «tala piloto». Desde la Coordinadora, presente en todo el proceso negociador con Paterna, avalaron ayer los trabajos realizados en Ribarroja.

«El contraste con lo que se hizo en 2007 es enorme». Fuentes de la Coordinadora matizan que hace dos años, los operarios desbrozaron toda la zona por la que pasa el tendido eléctrico, y que ahora se han cortado sólo los pinos más cercanos a las líneas y se han podado las ramas que también podían suponer un peligro de incendio. Las talas se realizan de forma que no haya masa arbórea en el radio que pueda alcanzar una chispa que salte del cableado.

Mientras ha realizado los trabajos de Ribarroja, Red Eléctrica sigue sin aceptar totalmente el convenio que le plantea el Ayuntamiento de Paterna. La empresa no quiere comprometerse a elaborar un calendario para el traslado de la subestación y de las torres de La Vallesa. Además, hay otra exigencia que no entra en los planes de la compañía: la de regenerar la zona desbrozada en 2007.

Paterna se muestra, por el momento, tajante: mientras Red Eléctrica no suscriba el convenio, la licencia no será efectiva. Y eso que el documento está redactado y sólo falta ese escollo para que los trabajos, autorizados por Medio Ambiente, puedan llevarse a cabo.