Teulada rechaza la remodelación del puerto por el fuerte impacto paisajístico

El proyecto presentado por el Club Náutico Moraira supone elevar la altura del dique de los 3,5 metros actuales a siete La directiva matiza que los nuevos amarres sufragarían la obra

C. P. | TEULADA
PUERTO DE MORAIRA. El Club Náutico de Moraira tiene en la actualidad 620 puntos de atraque para embarcaciones. /JOSÉ IGLESIAS/
PUERTO DE MORAIRA. El Club Náutico de Moraira tiene en la actualidad 620 puntos de atraque para embarcaciones. /JOSÉ IGLESIAS

El Ayuntamiento de Teulada rechaza a la remodelación del puerto que ha planteado por el Club Náutico Moraira porque la modificación de la actual altura del dique generará un gran impacto paisajísticos sobre la zona, ya que se pasaría de los 3,5 metros actuales a los 7, además se crearían 40 amarres más .

El alcalde, Antoni Joan Bertomeu, explicó ayer que los responsables del Náutico solicitaron a la Conselleria la modificación que afecta a la parte sur del club, ya que pretenden que en esa zona puedan amarrar barcos de una eslora importante y para que sea viable es imprescindible modificar ese dique.

La junta directiva del puerto deportivo realizó un estudio de integración paisajística, que han podido ver todos los ciudadanos, aunque según comentó el primer edil, «tras analizar esa documentación, al Consistorio se le han presentando una serie de interrogantes y dudas serias respecto a la aceptación del proyecto, pues se pasa de una altura de 3,5 metros a 7 y se crearían 40 amarres más».

Según Bertomeu, con la modificación del dique de abrigo se «generaría un gran impacto paisajístico en el entorno del casco de Moraira y ese impacto no se ha visto suficientemente valorado, un motivo más que suficiente para que el Ayuntamiento muestre su rechazo a este proyecto».

El jefe del ejecutivo se refirió también al posible impacto sobre la pradera de posidonea oceánica existente en las proximidades de actuación. Por ello, desde el Consistorio se ha solicitado a la Conselleria que amplíe la información y pueda ser objeto de informe por parte de los técnicos municipales.

El alcalde incidió en que «la competencia es de la Generalitat pero evidentemente una actuación de estas características realizada en contra de la voluntad de la colectividad de la localidad no sería razonable».

Es más, recalcó, que el Ayuntamiento espera que la propuesta «no vaya adelante y que provoque un replanteamiento del proyecto y presenten otras alternativas».

No obstante, fuentes del Club Náutico explicaron que el objetivo de levantar la altura de la escollera no es crear más amarres, sino dotar de seguridad a todos los usuarios del puerto, a los pescadores, a los socios del club y a los niños que acuden a la Escola de la Mar, pues no hay que olvidar que el actual dique es rebasado por las olas cada vez que hay un temporal de sur y constituye un gran peligro para todos.

Estas fuentes comentaron que ante la falta de financiación por parte del propio club y de las administraciones, se decidió presentar un proyecto para, a la vez que se elevaba la altura del dique, optimizar la parte interior con la creación de nuevos amarres.

Con el dinero obtenido por estos puntos de atraque se sufragaría toda la obra, «en ningún momento se quiere hacer negocio, porque nosotros somos una entidad sin ánimo de lucro. Lo que intentamos es dotar de mayor seguridad al puerto y los amarres financiarían la seguridad del puerto», comentaron.

La junta directiva del náutico tiene claro que no quiere entrar en conflicto con los ciudadanos y que si Conselleria finalmente decide que no se hace, no se hará.