Costa defiende que nunca ha tenido capacidad de contratación pública

El juez no toma ninguna medida cautelar contra los imputados y elsecretario del PP dice que las acusaciones carecen de fundamento

HÉCTOR ESTEBAN| VALENCIA
SATISFECHO. Ricardo Costa se mostró satisfecho tras declarar ante el magistrado José Flors por su imputación en el 'caso Gürtel'. /J. MONZÓ/
SATISFECHO. Ricardo Costa se mostró satisfecho tras declarar ante el magistrado José Flors por su imputación en el 'caso Gürtel'. /J. MONZÓ

En poco menos de media hora, el secretario regional del PP, Ricardo Costa, contestó al instructor del Caso Gürtel, José Flors, todas las preguntas relacionadas con la presunta trama de corrupción que afecta a varios cargos del PP. Costa, que declaró en calidad de imputado, aseguró que todas las acusaciones que se le achacan carecen de fundamento y recordó que sus cargos en el partido y en Les Corts son posteriores "a la fecha de los presuntos trajes que se me imputan".

Ayer comenzaron las declaraciones por el 'caso Gürtel'. Los dos primeros en acudir a la llamada del juez fueron el número dos del PP valenciano y el ex vicepresidente del Consell Víctor Campos. Ambos están acusados de un presunto delito de cohecho. Costa, con traje azul oscuro y corbata granate, se mostró aliviado por poder declarar: "Tenía ganas de venir y arrojar luz sobre las presuntas imputaciones que se nos hacen". Habló en plural para defender a otros compañeros, como el presidente Camps, que tendrá que pasar hoy ante el juez Flors.

El auto del juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón señala que Ricardo Costa gastó 7.325 euros en trajes, concretamente 2.400 euros en Milano y otros 4.925 euros más en For Ever Young. Estas cantidades fueron presuntamente pagadas con fondos de las empresas de Francisco Correa, principal cabecilla de la trama. Una de las firmas que pagó las prendas fue Orange Market, dirigida por Álvaro Pérez, que también ha organizado varios actos para los populares valencianos.

Tras declarar, el portavoz del PP en Les Corts, que se mostró satisfecho por haber contado "la verdad", aseguró que todas las imputaciones que se le achacan "carecen de fundamento". El dirigente popular defendió que toda su gestión siempre ha sido "legal y correcta".

Costa recordó que accedió al cargo de secretario regional del PP en junio de 2007 y fue nombrado portavoz del grupo popular en Les Corts en abril de 2008: "Son fechas posteriores a los presuntos trajes que se me imputan". Hasta ese momento había sido vicesectetario regional del partido. Durante su trayectoria política, nunca ha ocupado un cargo de responsabilidad en la Administración autonómica. El diputado del PP, con estas palabras, defendió ante el juez que en ningún momento ha tenido capacidad para adjudicar contratos públicos a una u otra empresa.

El secretario regional del PP aseguró que sus abogados "tienen todos los elementos probatorios que sustentan mi declaración". Una documentación que debe probar que Costa se ha pagado todo lo que ha encargado, incluidos los trajes, y que parte de lo que dicen que tiene no le corresponde. El diputado popular se mostró dispuesto a entregarle toda la documentación al juez y, cuando se levante el secreto de sumario, a los medios de comunicación.

Durante las últimas semanas, al dirigente popular se le ha preguntado en más de una ocasión si se pagaba los trajes que lleva. La respuesta siempre ha sido la misma: "Sí, me los pago".

Costa, que se mostró muy tranquilo y sonriente tras declarar, aseguró que había contestado "a todo, incluso a más de lo que me han preguntado".

Una hora antes, había salido de la sede del TSJ de la Comunidad Valenciana, Víctor Campos. El ex vicepresidente del Consell, acusado de haber recibido trajes pagados por la empresa de Álvaro Pérez por valor de 4.850 euros, fue mucho más parco en palabras que Costa: "Estoy muy tranquilo".

El instructor del caso, José Flors, tras escuchar a Costa y Campos, no tomó ninguna medida cautelar contra los dos imputados. Los abogados del portavoz del PP en Les Corts, Ramón Hermosilla y Juan Casanueva, se mostraron satisfechos con la declaración de su representado. "Ha ido bien porque ha dicho la verdad", señalaron en unas declaraciones recogidas por EFE.

La declaración de Costa y Campos generó las reacciones de compañeros del PP y grupos de la oposición. El vicepresidente primero del Consell, Vicente Rambla, realizó una visión en positivo de los casos judiciales que afectan a los cargos del PP: "Estos procesos generan mayor cohesión y unión". Rambla se mostró convencido de que esta sensación se verá reflejada en las urnas el próximo 7 de junio en las elecciones europeas. El vicesecretario del PP Esteban González Pons señaló también que con la declaración de Costa y Camps "los populares ya podemos descansar".

La secretaria de Organización del PSOE, Leire Pajín, se sumó también a las valoraciones sobre el proceso judicial que afecta a los populares valencianos. La dirigente alicantina criticó a la dirección nacional del PP por no haber suspendido al presidente del Consell y acusó a Camps de "mentir" a los ciudadanos.

El líder del PSPV, Jorge Alarte, que durante los últimos días ha subido una marcha en su análisis del 'caso Gürtel', señaló que el jefe del Gobierno valenciano "ha quedado inhabilitado para seguir gobernando" en la Comunitat Valenciana. El secretario general de los socialistas valencianos incluso se atrevió a dar un ultimátum a Camps: "Debe dimitir antes de las 10 horas de mañana (por hoy)".

Alarte realizó estas declaraciones en Alicante en un acto con el presidente de Coepa, Modesto Crespo, que señaló que Camps tiene su respeto y apoyo "mientras no cambie la situación actual".

La coalición Compromís pel País Valencià, también valoró ayer el inicio de las declaraciones ante el magistrado del Tribunal Superior de Justicia. El portavoz Enric Morera señaló que la clave "no está en los trajes sino en los contratos menores".