El ascenso y la afición se citan en el Rico Pérez

El Rico Pérez presentará la mejorentrada desde junio de 2005 con con la grada del mundial llena gracias a las iniciativas de la directiva del Hércules

M. J. M.| ALICANTE/TENERIFE
UNIDAD. El concejal Andrés Llorens, Valentín Botella, la alcaldesa Castedo, Mandiá y Blas Bernal, ayer, en el Ayuntamiento de Alicante./CARLOS RODRÍGUEZ/
UNIDAD. El concejal Andrés Llorens, Valentín Botella, la alcaldesa Castedo, Mandiá y Blas Bernal, ayer, en el Ayuntamiento de Alicante./CARLOS RODRÍGUEZ

Hoy es el gran día. Ya no cabe ninguna duda. Hasta los más escépticos han asumido como suya la aseveración con la que comenzó la semana: "Éste es el partido". El ascenso y la afición se citan esta tarde en el Rico Pérez. Es el partido del año; los noventa minutos que pueden marcar la historia del equipo alicantino. Una victoria mete a Mandiá y los suyos de lleno en la batalla final por alcanzar la élite del fútbol; una derrota, les aparta virtualmente de la pelea. No existe el término medio. Para ser protagonista sólo vale ganar.

Todas las fuerzas se han movilizado para que el Rico Pérez viva un ambiente que recuerde el del último ascenso. La grada del Mundial se llenará y, pese al horario y la televisión, el estadio herculano registrará su mejor entrada desde el 25 de junio de 2005 porque la ocasión así lo merece.

Más unidos que nunca, afición y jugadores se han encontrado durante la semana en diferentes escenarios y han corroborado que éste no sólo puede ser el partido sino también el año, el año del regreso a Primera División.

A falta de seis jornadas para el final, el Tenerife se presenta como la gran oportunidad de dar un salto necesario y obligado para conseguir el objetivo final. Debe ser el primero de los seis pasos que restan para llegar a la meta. Pero, para dar los siguientes sobre seguro, es imprescindible no fallar en este intento. Argumentos de sobra tiene el equipo de Mandiá para lograrlo. Otra cosa distinta es que el conjunto de Oltra imponga su ley y finalmente salga vencedor.

Cualquier cosa puede suceder en este choque de titanes. Goleadores y buen fútbol no les falta ni al Hércules ni al Tenerife. La trayectoria trazada por ambos equipos durante la actual campaña es espectacular. En cualquier otra temporada, ya estarían rozando con los dedos la gloria del ascenso. Ésta, sin embargo, el objetivo está más caro que nunca y alguien tiene que quedarse fuera. Si los blanquiazules dan un golpe de autoridad, se situarán a dos puntos de los insulares a la espera de un pinchazo del Zaragoza y con la obligación de echar el resto en lo sucesivo. Si tropiezan, seguramente ya no habrá vuelta atrás ni margen para maniobrar.

Parece seguro que Mandiá introducirá cambios en la alineación respecto a la que disputó el choque de la última jornada frente al Eibar. Aunque en los entrenamientos el técnico no ha mostrado sus cartas -el miércoles trabajó a puerta cerrada-, todo apunta a que volverá a realizar al menos un par de variaciones, algo que, por otra parte, viene siendo habitual.

La incógnita reside en saber si devolverá la titularidad en defensa a Abraham Paz en detrimento de César y, en ataque, si jugarán Rubén Navarro y/o Delibasic, ya que es poco probable que Taborda repita como delantero centro.

Todo indica que el centrocampista Sendoa regresará a la convocatoria, después de haberse perdido los dos últimos encuentros por lesión.

Un rival en racha

El Tenerife pretende dar en Alicante el paso definitivo hacia el ascenso a la Primera División, ya que una victoria sobre el Hércules, ahora mismo la referencia por ser el cuarto clasificado, le dejaría a los insulares el camino prácticamente despejado.

El equipo blanquiazul está inmerso en una dinámica ganadora que se prolonga desde hace 17 jornadas, las que han transcurrido desde su último tropiezo en la cancha del líder Xerez, y eso que en ese lapso los chicharreros han tenido que visitar campos de tanta exigencia como el Helmántico, Anoeta, Vallecas y la Romareda.

El entrenador José Luis Oltra recuperará para la ocasión a su once de gala toda vez que el central argentino Ezequiel Luna cumplió su sanción por acumulación de amonestaciones la pasada jornada, saldada con éxito por los blanquiazules en su enfrentamiento contra el Murcia.

Finalmente, el centrocampista Ricardo y el delantero Nino serán de la partida a pesar de que durante la semana han visto alterado su programa de trabajo por culpa de un golpe en la rodilla el primero, y una afección vírica el segundo.

Oltra aseguró ayer "no será un partido más por el rival y por las alturas" de campeonato en que se produce, de ahí que afirmara: "Es un partido de seis puntos". Reparó en que el choque será "decisivo para ellos y muy importante para nosotros", ya que "pase lo que pase seguiremos por delante" en la clasificación, "pero que no se nos malinterprete: saldremos a ganar".

El entrenador del Tenerife no dio por bueno el empate de antemano, ya que "si gana el Rayo se pondría a cuatro" puntos del Tenerife. "La idea es ir a ganar y si no se puede, a puntuar, y si no, perder por un gol, y si no, dar una buena imagen... la cuestión es que si te preocupas del resultado te sales del campo, y si te dedicas a jugar bien tendrás más posibilidades de ganar", argumentó.

El entrenador del Tenerife no cree que el ambiente que se vivirá en el Rico Pérez pueda afectar a sus pupilos, aunque les sugirió que en la medida de lo posible "se abstraigan un poco de las circunstancias y de las consecuencias" de cualquiera de los resultados que se pueden dar.

Tampoco cree que haya que tomar como referencia el partido de la primera vuelta disputado en el Heliodoro, pero más allá de cómo sea el comienzo del choque dijo que lo que más le preocupa es que "sepamos resolver las dificultades que nos proponga el rival y el propio partido, llevar el peso del juego y tener nuestro estilo".

Fotos

Vídeos