La orden del TSJ de limpiar los vertidos en el marjal de Tavernes no se cumple tras 14 meses

EU pide que el Consell repare la zona y cobre al que aterró el humedal

REDACCIÓN| tavernes
Vista panorámica del marjal de la Safor, en el término municipal de Tavernes de la Valldigna./LP/
Vista panorámica del marjal de la Safor, en el término municipal de Tavernes de la Valldigna./LP

Esquerra Unida del País Valencià ha exigido a la Generalitat que garantice el cumplimiento de la sentencia del Tribunal Superior de Justicia que obliga a un particular a reparar los daños ocasionados por aterramientos en el marjal de la Safor, en el término municipal de Tavernes de la Valldigna.

La última sentencia del TSJ al respecto fue dictada el 11 de febrero de 2008. El auto obligaba al acusado y propietario de las tierras dañadas a ejecutar las obras de restauración y reparar la zona en un plazo de tres meses.

Sin embargo, el plazo se ha cumplido y desde Esquerra Unida de la Safor afirman que no se ha ejecutado la sentencia.

EUPV asegura que el propietario "únicamente ha cortado los naranjos que había plantado en su parcela del humedal pero no ha eliminado los escombros ni los residuos de mármol, fruto de los vertidos ilegales realizados".

Por este motivo, exigen a las autoridades competentes del gobierno autonómico valenciano que procedan a la restauración de la zona aterrada, trasladando con posterioridad los costes de los trabajos de limpieza al condenado.

Desde Esquerra Unida del País Valencià recuerdan que la parcela, que fue contaminada y aterrada con residuos de mármol y otros escombros está incluida en el área de protección del marjal de la Safor, que forma parte del Catálogo de Zonas Húmedas de la Generalitat Valenciana.

El diputado de Esquerra Unida en Les Corts, Lluís Torró, denunció que la Generalitat y la Confederación Hidrográfica del Júcar "actúan con escasa diligencia a la hora de proteger las reservas de agua en la zona litoral de Gandia, Xeresa y Tavernes, "como demuestra el hecho de que los motores situados en el Marjal tiran grandes cantidades de agua de manantial al mar".

Lluís Torró hizo también hincapié en la "incoherencia" que supone el hecho de que el presidente de la Generalitat Francesc Camps "reclame diariamente agua a otras autonomías cuando no es capaz de impedir el derroche de agua en la Comunitat Valenciana".