Tapes de tota la vida en el Verdegás

El matrimonio Pastor traspasa a su sobrino el Bar Central de la pedanía alicantina después de 40 años con la oferta de los platos más tradicionales y mediterráneos

O. TOVARRA| ALICANTE
De izquierda a derecha 'El Pibe', Raúl Pastor y los propietarios del Bar Central, Magdalena y Vicente./
De izquierda a derecha 'El Pibe', Raúl Pastor y los propietarios del Bar Central, Magdalena y Vicente.

Preguntar por el Bar Central del Verdegás es preguntar por toda una institución en Alicante. Tras cuarenta años ofreciendo las que muchos no dudan en calificar como las mejores tapas de la zona, la fama de su cocina hace que al llegar el fin de semana conseguir una mesa en el establecimiento sea toda una odisea. De hecho, entre sus clientes habituales se encuentran personas de prácticamente toda la provincia. "Tenemos clientes que vienen a propósito desde Elda, Alicante, Elche, Alcoy e, incluso, hay unos que son de Ibiza y todos los años cuando vienen de vacaciones se acercan a comer", explica Vicente Pastor, el propietario del Bar Central. El secreto de este éxito no es otro que la combinación a partes iguales de buenas materias primas, una mano excelente en la cocina y un ambiente que invita a encontrarse como en casa. Los responsables de todo esto son el matrimonio formado por Vicente y Magdalena, quienes llevan cuarenta años en la dirección del negocio. Ahora, tras toda una vida detrás de la barra del Bar Central, les ha llegado el momento de tomarse un respiro y disfrutar de un merecido descanso. A final de mes el matrimonio Pastor hará efectivo el traspaso de su negocio a un familiar que seguirá con la tradición. Vicente y Magdalena iniciaron la historia del Bar Central en 1969. Pensaron en montarlo como una fuente de ingresos complementaria al trabajo que realizaban en las tierras que poseían. Con el tiempo, y gracias a su buen hacer, el bar pasó ha ocupar el primer lugar y las tierras a abastecer la cocina con las mejores materias primas. "Todos los productos que utilizamos para las tapas son frescos y del campo del Verdegás", explica Vicente, quien es un entusiasta de la tierra donde vive; de hecho entre las bromas que comparte con su clientela destaca el eslogan "República Independent del Verdegás", impreso junto a la dirección del establecimiento en todas las servilletas del bar. Abierto todos los días de la semana, a partir de las dos y media de la tarde y durante todo el día los fines de semana, son los sábados y domingos cuando, apoyados por su hijo Raúl y , un empleado que no dudan en calificar "como de la familia", Vicente y Magdalena dan lo mejor de sí. "Esto se convierte en una locura, no paramos. Lo normal es que el bar esté hasta arriba y dos o tres mesas esperando-reconoce-, aunque siempre dejamos una mesa reservada para los habituales". En el Bar Central no hay una especialidad de la casa, hay tantas como tapas y, en total, el surtido de tapas que prepara Magdalena supera las cincuenta. Igual ocurre con la carta; no es necesaria, "Nuestros clientes saben las tapas que tenemos, aunque la mayoría directamente nos deja a nosotros que les pongamos lo que elijamos", explican. Después de 40 años de duro trabajo, el matrimonio Pastor tiene claro cuál es el secreto del éxito de su establecimiento "Pasárselo bien y trabajar media jornada. Hacer que los clientes no sean clientes sino que sean amigos", concluye Vicente.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos