Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Más Deportes

DEPORTES

Ana Carrascosa se cuelga la medalla de plata en Georgia
25.04.09 -
Vota
0 votos

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
De reina a princesa de Europa
Ana Carrascosa.
Ana Carrascosa regresó al podio después de su dramático paso por los Juegos Olímpicos de Pekín. La yudoca valenciana no pudo defender su título continental, pero sólo descendió un peldaño y salió de Tiflis (Georgia) con una medalla de plata. El himno de España estuvo a punto de sonar, pero cuando parecía que las dos finalistas iban a dilucidar su duelo con la técnica de oro, un árbitro dio por bueno el ippon que había anulado su compañero. El oro, hasta entonces en el aire, caía en manos de la rusa Natalia Kuzyutina.

La medalla de plata consoló la decepción inicial. Ana Carrascosa defendía el título que conquistó en Lisboa hace 12 meses y finalmente no pudo retenerlo. Pero la medalla de plata le confirma como una de las grandes especialistas en su categoría: -52 kg.

El resultado de esta representante del Judokan, su club de Valencia, no puede interpretarse como un descenso tras el oro de hace un año. El precedente que tenía más presente era el séptimo puesto obtenido en Pekín. El diploma olímpico, en agosto del año pasado, sí que no fue un consuelo para esta yudoca de 28 años. Carrascosa salió llorando del tatami. La valenciana perdió en su camino hacia el podio olímpico por culpa de una fatalidad. Carrascosa, la niña de la mochila, como le conocen sus amigas por sus continuos viajes, sufrió una luxación en el hombro derecho mientras iniciaba su pelea con la coreana Kyungok Kim, a pesar de lo cual continuó el combate contra la asiática. Al final concluyó derrotada, presa del dolor por la lesión en el hombro y abatida moralmente por no haber podido luchar por el bronce en condiciones.

Por eso ha sido tan feliz su reencuentro con las medallas. Aunque la primera reacción, marcada por su fuerte carácter competitivo, fue de rabia por haber perdido ante Kuzyutina en el último momento. Tiflis coloca nuevamente a Ana Carrascosa en la primera fila. La discípula de Azucena Verde ha recibido en Georgia el espaldarazo que necesitaba para pensar que merece la pena luchar otros cuatro años más para disfrutar en Londres, en 2012, de la revancha olímpica.

Ana Carrascosa, heredera de Almudena Muñoz, la campeona olímpica valenciana en Barcelona'92 -en su misma categoría-, admiradora de las alicantinas Miriam Blasco e Isabel Fernández, realizó un Campeonato de Europa casi impecable. La integrante del Judokan, un club ubicado en el valenciano barrio de Russafa, se deshizo por la mañana de la albanesa Majlinda Kelmendi y de la ucraniana Olha Sulkha. Apeó a sus dos contrincantes con un ippon. Ya en las semifinales superó un combate más trabado ante la eslovena Petra Mareks, a la que acabó batiendo por waza-ari. Y concluyó su participación en el Europeo de Tiflis con la derrota ante Kuzyutina.

Carrascosa había regresado a la competición, después de cinco meses en blanco por culpa de la lesión en Pekín, con una medalla de bronce en la World Cup de Sofia (Bulgaria). Después logró dos quintos puestos en el Grand Slam de París y el Grand Prix de Hamburgo.

Ahora en Portada

Enlaces de Interes

Vocento
SarenetRSS