La llegada de población rumana a Castellón empieza a decaer tras multiplicarse por 330 en una década

La actual coyuntura económica y el aumento del paro frenan la incorporación de población extranjera

REDACCIÓN| CASTELLÓN
Un autobús se prepara para partir rumbo a Rumanía desde la estación de Castellón./
Un autobús se prepara para partir rumbo a Rumanía desde la estación de Castellón.

El colectivo rumano sigue siendo el más numeroso en cuanto a población extranjera asentada en la provincia de Castellón. En tan sólo una década, el número de ciudadanos procedentes de este país que han fijado su residencia en las comarcas castellonenses se ha multiplicado en 330 -esto es, en más de un 33.000%-, al pasar de 157 ciudadanos rumanos censados en 1998 a 51.947 en 2008. A pesar de la actual coyuntura económica y al hecho de que, debido a la crisis, muchos de estos ciudadanos hayan optado por regresar a su país de origen, el crecimiento en el volumen de empadronamientos de las personas procedentes de Rumanía ha seguido creciendo durante el último ejercicio, al pasar de 41.860 ciudadanos registrados en 2007 a 51.947 durante 2008, lo que supone un aumento en más de 10.087 personas. Por lo que se refiere al volumen total de población de origen extranjero que tiene actualmente fijada su residencia en la provincia de Castellón, en estos momentos hay empadronados 106.125 vecinos que nacieron fuera de las fronteras de nuestro país, lo que, según datos de la Conselleria de Inmigración y Ciudadanía, supone ya el 17,83% del total de la población castellonense. Cuarta provincia del país Además, estas cifras convierten la provincia en la cuarta de España con mayor proporción de extranjeros en relación con la población total. Por nacionalidades, aunque el colectivo rumano sigue siendo el más numeroso -representa el 49% del volumen total de extranjeros-, le siguen Marruecos (con 16.749 habitantes censados, lo que supone un 15,8% del total de extranjeros), Colombia (con 4.507 vecinos y un 4,2%) y Brasil (con 2.373 ciudadanos y un 2,2% del total). Detrás figuran los originarios de países como Argelia, con 2.343 vecinos, o Ecuador, con 2.285. Pese a estas cifras, en relación con las otras dos provincias de la Comunitat, la de Castellón ha registrado en los últimos tiempos un ligero estancamiento en la llegada de ciudadanos foráneos. En concreto, los datos del Consell confirman que la población extranjera residente en Castellón sólo aumentó en 241 personas durante la última revisión, un incremento que en la provincia de Alicante alcanzó las 6.057 personas -con 446.368 extranjeros censados como residentes-, mientras en las comarcas de Valencia, donde actualmente residen 294.846 ciudadanos no nacidos en España, el crecimiento fue de 2.817 personas. Integración Por lo que se refiere al colectivo rumano, que sigue siendo el más numeroso de entre la población extranjera en las tres provincias valencianas, para facilitar su integración el conseller de Inmigración y Ciudadanía, Rafael Blasco, se reunió ayer en Valencia con representantes de la Asociación Rumana de Castellón, Valencia y Alicante para impulsar "nuevos acuerdos" que mejoren la situación de quienes se queden definitivamente a residir en la Comunitat, en lugar de volver a su país de origen. El paro es uno de los principales problemas que aquejan a este colectivo, con 3.000 bajas en la Seguridad Social en los últimos 10 meses y más de 6.000 desempleados en el conjunto de la provincia de Castellón, según datos de la semana pasada. "Vamos a desarrollar un programa de información, asesoramiento, traducción, mediación y orientación para personas inmigrantes, a través de la colaboración de un centenar de entidades, para seguir mejorando la integración", destacó Blasco.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos