El cardenal inicia la campaña pro vida en Valencia invitando a rechazar "el horror del aborto"

Las primeras vallas de la Iglesia contra la nueva legislación del Gobierno aparecen en la Comunitat

CONCHA RAGA| VALENCIA
Una de las vallas de la campaña de la Conferencia Episcopal contra el aborto que ya se vio ayer en Valencia./
Una de las vallas de la campaña de la Conferencia Episcopal contra el aborto que ya se vio ayer en Valencia.

El Día del Padre ha sido la fecha escogida por el cardenal Agustín García-Gasco para iniciar en Valencia la campaña contra la nueva ley que facilitará la interrupción voluntaria del embarazo y pedir el rechazo "al horror del aborto". Un día en el que, además, se empezaron a ver en la Comunitat las vallas publicitarias con las que la Conferencia Episcopal hace frente a la normativa que prepara el Ejecutivo. El momento elegido por el purpurado de la diócesis de Valencia para lanzar su mensaje contra la nueva ley del aborto no ha sido baladí: la festividad de San José. Día del Padre. Homilía de la celebración de tan festiva fecha. Cientos de fieles abarrotando la catedral. El eco de sus palabras asegurado. De esta forma fue como García-Gasco invocó ayer la ayuda de San José, "para que nuestra sociedad recupere el sentido del respeto al ser humano antes de nacer". En la misa solemne, el cardenal añadió que los hombres de nuestro tiempo "necesitan rechazar con firmeza el horror del aborto y de la destrucción de embriones para decir sí a la vida, sí a la mujer en su generosidad de ser madre". García-Gasco aprovechó el momento para invitar a todos los valencianos "a decir siempre sí a los derechos del niño y de la niña antes de su nacimiento, sí a la esperanza, sí al amor". Advirtió de que se están viviendo "tiempos difíciles" para la difusión de la vida cristiana. Momentos de la historia que, según dijo, "Dios está desapareciendo del horizonte de la vida humana y crece la desorientación y la falta de sentido para construir la vida personal y social, a la vez que se multiplican los efectos destructivos de nuestra sociedad". Además, en la homilía hizo un llamamiento a las comisiones falleras, a las que animó a "cultivar un profundo espíritu familiar", reiterando, una vez más, un modelo basado "en el matrimonio indisoluble entre un hombre y una mujer" como única estructura en la que el hombre "puede nacer con dignidad, crecer y desarrollarse de un modo integral". Según el mensaje del prelado, la familia se ve "dificultada por un engañoso concepto de libertad, que la reduce a mero capricho". A partir del lunes, la comisiones diocesanas decidirán su nivel de participación en la convocatoria de actividades de rechazo a la ley del aborto que preparan a nivel nacional diferentes organizaciones cívicas. Por ahora, ya se ha convocado una , que se celebrará el próximo miércoles en la Parroquia de Santo Tomás Apóstol y San Felipe Neri, bajo el lema . Esta actividad está en la línea de la campaña lanzada por la Conferencia Episcopal Española para reflexionar sobre el valor de la vida, señalaron a LAS PROVINCIAS fuentes del Arzobispado de Valencia. En esta línea de rechazo a la ampliación del aborto que contempla el Gobierno de Zapatero, se han empezado a ver en la Comunitat las primeras vallas de la campaña organizada por los obispos españoles con el lema , en la que un niño reclama la misma atención que las especies animales en extinción, como el lince. Quienes se han desvinculado, por ahora, de las protestas es la organización Provida Valencia, desde donde señalaron que no se suman a la manifestación. Argumentan que no han sido consultados y que preparan una protesta cuya fecha se anunciará. En relación con el aborto, ayer se hizo público un informe del Ministerio de Sanidad donde se indica que la Comunitat es la décima autonomía con la tasa más baja de interrupciones voluntarias de embarazo, con 10,46 abortos por 1.000 mujeres de entre 15 y 44 años. La media nacional es de 11,49.

Fotos

Vídeos