Asland condiciona la viabilidad de la cementera en Sagunto a la ampliación de la cantera

La empresa está dispuesta a trasladar parte de la extracción a la zona de El Piñal si se autoriza el anexo de 13 hectáreas en la Montaña de Romeu

M. MARTÍNEZ| SAGUNTO
Un momento de la rueda de prensa del director de la planta en Sagunto./
Un momento de la rueda de prensa del director de la planta en Sagunto.

"Es necesario incrementar las reservas para poder mantener nuestra actividad en el municipio". Con estas palabras el director de la planta de Lafarge Cementos en Sagunto, Juan Aniz, destacó "la necesidad de garantizar el suministro de materia prima para asegurar la viabilidad de la fábrica" en la capital comarcal. Y es que desde que en 2003 la empresa iniciara los trámites para ampliar la concesión de la actual cantera que posee en la Montaña Romeu, la extracción no se ha incrementado y "hemos perdido seis años de reserva", matizó Aniz. Todo ello a pesar de que "hemos trabajado con un buen clima de diálogo con todos los partidos políticos", según afirmó el director de la planta. Y es que la posibilidad de ampliar la concesión de la cantera en la Montaña Romeu suscitó las críticas ciudadanas que, a través de la constitución de una plataforma cívica, han rechazado esta iniciativa para defender la catalogación de paraje natural de dicho espacio medioambiental del municipio. Por ello, y debido a la demanda social, la empresa Lafarge Cementos ha flexibilizado su propuesta inicial pese a que tiene la autorización y el derecho de extraer todos los recursos minerales existentes en el área de Romeu, que tal y como se muestra en el PGOU, posee 101 hectáreas calificadas como explotables. De esta forma, y según la última oferta propuesta por el equipo de gobierno del Ayuntamiento de Sagunto, la empresa está dispuesta a reducir la ampliación de la cantera hasta 13 hectáreas y trasladar el resto de la extracción, hasta 49 hectáreas, a la zona de El Piñal. Última propuesta No obstante, Aniz destacó que esta última propuesta la toma "con cierta inquietud porque abrir una nueva explotación minera requiere una inversión muy fuerte y además los costes de transporte se multiplicarían por dos, al 100%, y luego está la incertidumbre de si se podrá abrir una futura cantera en El Piñal". Sin embargo, y a pesar de estos inconvenientes, la fábrica está dispuesta a llegar a un consenso "siempre y cuando podamos seguir trabajando en la zona actual con la ampliación de las 13 hectáreas y la cantera de El Piñal llegue a buen puerto". Si se cumplen estos requisitos, la empresa "cederá nuestros derechos al paraje natural". Con la ampliación de 13 hectáreas a la explotación actual que consta de 75 hectáreas, la dirección de la planta afirmó que "nos resuelve el problema a corto plazo y da tiempo para poder abrir una nueva en la zona de El Piñal". No obstante, Aniz advirtió de que si no se autoriza la nueva cantera, la empresa "seguirá defendiendo sus derechos en la zona de El Piñal". En base a esta predisposición de la planta en Sagunto, el director de la misma espera que en la próxima comisión especial que se creó para la conciliación de la extracción y la catalogación del paraje natural se llegue ya a un acuerdo entre todas las partes implicadas. morvedre@lasprovincias.es